Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis financiera

Europa toma medidas para atajar la especulación bursátil contra la banca

La autoridad española de Bolsa prohíbe las ventas a corto sobre valores financieros durante 15 días - Italia, Francia y Bélgica aprueban otros vetos

La paciencia de todo el mundo tiene un límite. Hasta la de las autoridades bursátiles con los especuladores. Y eso que Bolsa y especulación son casi sinónimos. Anoche quedó claro. Pasadas las once de la noche, la Autoridad Europea de Activos y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) emitió un duro comunicado en el que anunciaba medidas de cuatro países -España, Francia, Italia y Bélgica- para frenar la "extrema volatilidad" que ha habido en los mercados en las últimas semanas. "ESMA quiere reforzar las exigencias referentes a la prohibición de divulgar información que da señales falsas o engañosas sobre los instrumentos financieros, incluyendo la divulgación de rumores y noticias falsas o engañosas", clamaba el comunicado. En román paladino, el vaso de la paciencia de las autoridades bursátiles de estos países ha rebosado, y anoche mismo tres de ellos anunciaban prohibiciones sobre las ventas en corto. El cuarto, Italia, detalla sus medidas hoy.

La CNMV europea ataca la especulación basada "en información falsa"

En la crisis de 2008 varios países ya vetaron este tipo de operaciones

El anuncio primero venía de la ESMA, coordinadora de la iniciativa. Pero la decisión la tomaron las autoridades nacionales, que son quienes tienen la competencia. La prohibición de la CNMV, la autoridad bursátil española, consiste en vetar durante quince las posiciones cortas sobre 16 valores del sector financiero, entre ellos los grandes bancos (Santander y BBVA). En su comunicado lo justificó por "la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos".

Una medida similar y durante el mismo periodo de tiempo adoptó anoche la CNMV francesa (AMF) respecto a 11 valores financieros. También la belga (FSMA) lo hizo, aunque no precisó el tiempo en que estará vigente la prohibición. CONSOB, el órgano italiano, tenía una reunión hoy a primera hora, informa Bloomberg. En ella adoptará medidas parecidas, siguiendo el anuncio de la ESMA.

Las posiciones cortas, también llamadas ventas a corto o apuestas a la baja, consisten en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado con la confianza de que estos títulos caerán. Entonces, el vendedor recompra los títulos más baratos y los devuelve a su propietario inicial embolsándose la diferencia.

La ira contenida que se aprecia en el comunicado llega después de los rumores y noticias falsas que han corrido en los últimos días en los mercados sobre el banco francés Société Générale. Esta entidad ha perdido desde el lunes un 16% de su valor, y con ella ha arrastrado a gran parte del sector en Europa. El también francés BNP Paribas se ha dejado en cuatro días más del 12%, lo mismo que el Deutsche Bank. Los españoles Santander y BBVA han caído más del 6%.

Este saldo podría haber sido peor de no haber mediado una gran recuperación en los últimos compases de la sesión de ayer. A una hora del cierre de los mercados en Europa saltó el rumor de que algo de esto podía pasar. A partir de ahí comenzó un rally alcista. El hecho de que se puedan prohibir las posiciones cortas forzó a quienes habían apostado a la baja a cerrar posiciones. Así el Ibex 35 ganó un 3,56% y evitó lo que hubiera sido la peor racha de su historia, 10 sesiones seguidas de pérdidas. El Dow Jones ganó un 3,95%. Por lo que respecta a la renta fija, la jornada se saldó en positivo. La prima de riesgo cayó hasta los 269 puntos básicos.

La prohibición de las ventas en corto no es una medida nueva. Ya en 2008 se hizo en lo peor de la crisis durante un tiempo. Ahora hay cierto control sobre ellas, pero no una prohibición. También en Estados Unidos este tipo de operaciones están restringidas cuando una empresa sufre un castigo anormal en el parqué (caídas de más del 10%). En Europa, esta misma semana, el martes, fue Grecia quien adoptó una medida similar durante dos meses. En Asia, Corea del Sur lo ha hecho por tres meses. Y en Japón también corrió el rumor, durante el fin de semana, de que podía vetar las ventas a corto.

"Esto no es la panacea", analiza Juan Luis García Alejo, de Inversis. En su opinión, lo que explica la situación del mercado ahora son las dudas sobre la recuperación económica o la demora de Europa a la hora de resolver la crisis de deuda soberana. Por la tarde un portavoz de la ESMA, que estuvo jugando al ratón y al gato con el rumor, había señado que ellos no son partidarios de prohibir todas las ventas en corto: "En general no son malas, dan liquidez al mercado. El problema llega cuando se abusa de ellas".

¿Qué son las posiciones cortas?

- El inversor toma prestado un activo para venderlo en el mercado porque cree que se va a depreciar. Más tarde recompra ese activo, ya devaluado, para devolverlo a su propietario. Las ganancias están en la diferencia entre lo que percibió al vender el título que había tomado prestado y el precio más barato al que lo ha recomprado.

- Si el movimiento es el contrario al previsto, el inversor se ve obligado a cerrar la posición. Esto es, recomprar más caros los títulos vendidos para no acumular pérdidas.

- Uno de los episodios más conocidos de apuestas a la baja sucedió en octubre de 2008 con títulos de Volkswagen. En el mercado había muchas más posiciones en corto que títulos en negociación. Al trascender la noticia, la prisa por cerrar estas posiciones hizo subir las acciones de la firma un 348% en un solo día. Se llegaron a pagar a 948 euros; su precio medio en los últimos años es de 155 euros.

- Esta es la lista de las entidades españolas sobre las que la CNMV ha prohibido tomar posiciones cortas: Banca Cívica, BBVA, Banco de Sabadell, Banco de Valencia, Banesto, Banco Pastor, Banco Popular, Banco Santander, Bankia, Bankinter, Caixabank, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Catalana de Occidente, Mapfre, Renta 4 y Bolsas y Mercados Españoles.

- Por su parte, la autoridad bursátil francesa (AMF) ha vetado este tipo de operaciones sobre: April Group, Axa, BNP Paribas, CIC, CNP Assurances, Crédit Agricole, Euler Hermès, Natixis, Paris Ré, Scor y Société Générale.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de agosto de 2011

Más información