Rubalcaba promueve un acuerdo para limitar salarios y beneficios

El candidato encuentra receptividad en los agentes sociales para negociar

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, dio ayer un cierto giro a su precampaña. No solo anuncia propuestas para su programa, que aplicaría en la próxima legislatura, sino que promueve medidas concretas y urgentes para esta. En ese nuevo papel, Rubalcaba tomó ayer la iniciativa y promovió un acuerdo entre sindicatos y patronal para pactar moderación salarial y limitación de los beneficios empresariales. Un pacto de rentas que sirva para lanzar mensajes a los mercados, aunque, como repitió en varias ocasiones, respete la autonomía de los agentes sociales para llegar a acuerdos.

Fuentes de su candidatura aseguran que la comisión que elabora el programa está estudiando esta medida desde hace tiempo para presentarla como una de las propuestas a debatir en la conferencia política de finales de septiembre. Sin embargo, Rubalcaba entiende que la situación exige anticipar la medida ya, alentando un acuerdo urgente entre sindicatos y patronal, anticipándose a la iniciativa del actual Gobierno.

El exvicepresidente quiere que se revise el acuerdo salarial que acaba en 2012
El PP descalifica la iniciativa como "un conejo sacado de la chistera" del PSOE

Para eso, Rubalcaba ya ha entrado en contacto con los secretarios generales de UGT y Comisione Obreras, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, y el presidente de los empresarios, Joan Rossell. También se la ha transmitido, lógicamente, al Gobierno que preside el secretario general de su partido y al que él mismo ha pertenecido hasta hace un mes.

Según la candidatura socialista, Rubalcaba ha encontrado receptividad para iniciar esa negociación cuanto antes. La patronal evitó ayer pronunciarse sobre la propuesta del exvicepresidente del Gobierno. Se limitó a señalar que "CEOE siempre está abierta a estudiar y analizar propuestas de acuerdo en materia laboral o económica". Comisiones Obreras no entró a valorar la propuesta del candidato y también se limitó a asegurar que están dispuestos siempre a dialogar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes próximas a Rubalcaba aseguran que se trata de revisar acuerdos en vigor para que se plasme el compromiso de moderación salarial y beneficios. En el caso de las rentas del trabajo, es evidente que la medida se llevaría a cabo con pactos de moderación en los convenios colectivos, mientras que en los beneficios empresariales hay más dificultades para aplicarla. Esas fuentes explican que no hay una propuesta concreta, que la fórmula deberá salir de la negociación entre los agentes sociales y, en todo caso, el Gobierno impulsándola. De ahí la insistencia en hablar de la autonomía de los agentes sociales. Se trataría, de cualquier modo, de revisar el acuerdo salarial recogido en el Acuerdo Interconfederal sobre Negociación Colectiva para los años 2010-2012 y el uso de los beneficios empresariales para crear empleo y para aumentar la competitividad. El acuerdo salarial en vigor contempla un aumento de entre el 1% y el 2% en 2011 y de entre el 1,5% y el 2,5% en 2012, con cláusula de revisión salarial a final del ciclo y cláusula de descuelgue (o de inaplicación) para las empresas que acrediten dificultades para hacer efectiva la subida salarial pactada.

Según Rubalcaba, ese pacto se firmó en "circunstancias económicas bien distintas". "Ahora han cambiado las cosas drásticamente, y por eso es oportuno que se vuelvan a reunir. Si les parece oportuno, que revisen ese acuerdo, igual que el Gobierno debe tomar iniciativas en la materia".

En el abanico de propuestas se incluyen medidas fiscales y compromisos de reinversión, entre otras fórmulas, pero respetando la capacidad de llegar a acuerdos de los agentes sociales; por eso, el PSOE o Rubalcaba no harán ninguna propuesta concreta. "No se trata de ganar más, sino de que salarios y beneficios se moderen al servicio de la competitividad y de la creación de empleo, lo que sería muy bienvenido por parte de quienes están mirando la marcha de nuestra economía", aseguró Rubalcaba.

Explicó que, ante la "urgencia evidente" de transmitir confianza a los mercados, sería importante lograr este acuerdo ya y que fuera una medida más que sumar a las anunciadas que se verán en el Consejo de Ministros del 19 de agosto.

El candidato del PSOE recordó que ya "hay instrumentos legales para poner en marcha esta propuesta cuanto antes, porque la urgencia es evidente".

El PP reaccionó a través de su portavoz de economía, Cristóbal Montoro, asegurando que la propuesta es un "conejo que Rubalcaba se saca de la chistera". Esa misma expresión, según recordó el PSOE, es la que usó el PP para rechazar de inicio el pacto antiterrorista que propusieron los socialistas y que terminaron aceptando y defendiendo los populares.

Montoro aseguró que el candidato socialista trata de "desviar la atención" al proponer reabrir el diálogo entre sindicatos y empresarios para moderar salarios y beneficios.

Según dijo, "es evanescente", porque la reforma de la negociación colectiva debe pasar aún su trámite parlamentario como proyecto de ley. Para el portavoz económico del PP, "Rubalcaba no quiere hablar de la reforma, pero sí quiere volver al diálogo, cuando sería más fácil hacerlo desde la actualización de las relaciones laborales".

El dirigente del PP insistió en culpar en exclusiva al Gobierno de las dificultades de la deuda, excluyendo la solución y las causas europeas. "Con reformas estructurales, España no tendría que estar sometida a medidas excepcionales. No podemos vivir en regímenes provisionales, como llevamos haciendo demasiado tiempo en nuestro país", aseguró.

Rubalcaba rechazó ayer de plano la posibilidad de que puedan anticiparse aún más las elecciones generales previstas para el 20 de noviembre. Sobre las propuestas de pactos entre los dos grandes partidos ante la crisis, que han formulado dirigentes políticos como José Bono, presidente del Congreso, Rubalcaba aseguró que son "sugerencias que se hacen con carácter general y son opiniones personales que yo respeto; y punto".

Rubalcaba ha encargado al líder de los socialistas de Castilla y León, Oscar López, la coordinación de los trabajos de la conferencia política del otoño, en la cual se pondrán las bases del programa para las generales. López se encargará también de coordinar los trabajos de los tres foros que se celebrarán con carácter previo a la conferencia.

Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su comparecencia de ayer en Madrid.
Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su comparecencia de ayer en Madrid.ULY MARTÍN

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS