Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Días de diversión

La prímera línea de la fiesta

Los 'blusas', protagonistas del lado más juergista de La Blanca, inundan la ciudad de juegos y música

Como si del comienzo de un chiste cualquiera se tratase, van tres blusas caminando por el centro de Vitoria camino hacia la Plaza de la Virgen Blanca. Están empapados, pero esta vez no se trata de cava barato o de kalimotxo, sino del único enemigo serio que tienen las fiestas de La Blanca: la lluvia y el mal tiempo. "¿Cuánto hace falta que llueva para que nos vayamos a casa? Eso es imposible, esto no se para nada", responde uno de ellos. "Bueno sí, se para el 10, pero hasta entonces hasta el final a muerte", matiza el más bajito de los tres.

La veintena de cuadrillas de blusas que recorren la capital alavesa estos días son el auténtico corazón del ejercito de la fiesta y probablemente su principal elemento distintivo con respecto a otros festejos populares del entorno. Si ayer por la mañana el ritmo resultó más tranquilo fue porque con la llegada del viernes la noche empieza a tener mayor protagonismo. Eso no impidió que los presentes disfrutaran de algunas de las varias actividades organizadas por las cuadrillas y la música de las charangas.

"Se para el 10, pero hasta entonces, a muerte", apunta uno de los 'blusas'

La céntrica calle Prado, por ejemplo, se convirtió en un mini circuito de karts, una idea de la cuadrilla Zoroak ("Los locos" en euskera) que cumple sus 30 años de existencia. "Hemos hecho un programa alternativo. En vez de recaudar para autofinanciarnos, donaremos todo a una asociación que lucha contra el cáncer infantil", explica uno de sus integrantes, Gorka Nevado, de 38 años. La suya es una de las cuadrillas más grande de Vitoria, con 250 miembros, 70% chicos y 30% chicas. Cobran unos 160 euros para todas las fiestas a cada uno de sus integrantes, lo que incluye comida, bebida y buena compañía, entre otras cosas. "Antes se nos colaba gente en la comida, pero hace unos años cambiamos el sistema con un carné que cambiamos cada año", explica Nevado.

No faltó tampoco el tradicional paseíllo de ida hacia la plaza de toros, un momento estupendo para que los más osados intentaran ligar poniéndole una pegatina en el escote a la chica que más les gustaba o tirando trozos de espageti crudos como si fuera confeti a las jóvenes que miraban el desfile en la calle Dato. Los sombreros extravagantes también son bienvenidos para redondear el ritual de cortejo.

No faltaron los gigantes y cabezudos por distintos puntos de la ciudad, deportes rurales, artistas callejeros y los puestos de artesanía y gastronomía a lo largo de una jornada que terminó pasada por agua a partir de las seis de la tarde. Bertsolaris, pelota y danzas orientales también estaban incluidos en el menú. Incluso hubo tiempo para los concursos, como el celebrado en la plaza de la Virgen Blanca de lanzamiento de txapela, contra viento y marea.

En todo caso, la gente pareció reservarse para la noche, en la que el plato fuerte iba a ser un concierto para los fans de Freddie Mercury gracias al tributo a Queen a cargo del grupo argentino de Pablo Padín.

Los 'txikis' tienen la palabra

Llega el día que las fiestas de Vitoria centran cada año en los más pequeños, pero La Blanca ofrece opciones de diversión para todas las edades y gustos.

VITORIA Fuegos granadinos

El Celedón y la Neska txikis son hoy los grandes protagonistas de las fiestas de la capital alavesa y con ellos todos los pequeños. A las once de la mañana, ambos asistirán a la misa infantil en la Iglesia de San Miguel, con la ofrenda floral de los blusas y las neskas txikis a la Viregn Blanca. Y, tras el aurresku de honor, el momento clave llegará a mediodía con el descenso de las dos figuras infantiles de La Blanca en la Plaza de España, con su posterior kalejira. Junto a ello, el programa ofrece distintas propuestas para la diversión de los niños, centradas en el Parque del Prado (11.30-13.30 y 17.00-21.00).

Y para los más crecidos, de todo, desde la feria de gastronomía y artesanía populares a partir de las 11.30 en la Plaza del General Loma a la degustación de jamón en la calle Independencia a mediodía, la gambada popular de la calle Bastiturri (12.30) o, a esa misma ahora, las pruebas de herri kirolak, que no todo es comer en fiestas.

La tercera corrida de feria permitirá ver a Diego Urdiales, Iván Fandiño y Berbetoros, El Vitoriano, frente a reses de Núñez del Cuvillo.

Gontzal Mendibil actuará a las 19.30 en la Plaza del Machete y en Mendizabala lanzará hoy los fuegos a partir de las once de la noche la pirotecnia granadina Esteban Martín. Y, junto a los conciertos, verbena con Lisker en la Plaza del Arka desde medianoche.

ERANDIO Mus y tute

En este día de las fiestas de Astrabudua destaca el concurso gastronómico a las diez de la mañana en la campa Madaripe. En la Plaza de Mendiguren, a partir de las dos de la tarde, la degustación de paella le evitará a más de uno tener que preparar la comida.

En el pub Beltzetz o el bar Museo se podrán seguir las finales de los campeonatos de mus y de tute, respectivamente. Los aspirantes a estrellas de la canción podrán probar sus condiciones en el playback para adultos de Mendiguren a partir de las diez de la noche.

GETXO Carrera de 'iturris'

El final de las fiestas en Romo permitirá a más de uno volver a la infancia con la carrera de iturris, eso sí bien temprana: las siete de la mañana en la Taberna Pipi. A partir de las 11.30 y las 16.30, los niños podrán divertirse con las atracciones instaladas en la escuela. Por la noche (23.30), el Pobre de mí con la fanfarria El Despiste dirá adiós a la juerga.

BERANGO Prueba de cazuelas

A las 11.30 se abrirá el parque infantil en la escuela. A las dos, prueba de cocina de cazuelas. Los concursantes conocerán el resultado cuatro horas después.

A las siete de la tarde, final del campeonato de póquer del Texas Hold'Em.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de agosto de 2011

Más información