Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La antigua cúpula de Terra Mítica, imputada por fraude a Hacienda

La Audiencia revoca la exculpación de cuatro exdirectivos

La Audiencia de Valencia ve indicios delictivos de la antigua cúpula directiva del parque Terra Mítica de Benidorm en la trama de las facturas falsas, que supuestamente defraudó a Hacienda 4,4 millones de euros entre los ejercicios de 2001 y 2002. La supuesta trama salpica a una veintena de empresas, incluida Terra Mítica, y el fraude consistía en no pagar el IVA. La investigación también incluye pagos por parte de Terra Mítica de facturas por obras no realizadas. La instrucción del sumario comenzó en 2005 a raíz de una denuncia de la Agencia Tributaria.

La sección 3ª de la Audiencia de Valencia, en un auto dictado el pasado 27 de julio, ha ordenado proseguir las investigaciones a cuatro excargos del complejo lúdico exculpados por el instructor, el titular del Juzgado número 3 de Valencia. El auto del tribunal revoca una resolución del juez instructor del pasado 15 de marzo en la que acordó el sobreseimiento para cinco altos exdirectivos de Terra Mítica imputados en el sumario. La resolución de la Audiencia se produce a raíz del recurso de apelación presentado a la decisión del instructor por parte del fiscal, la Abogacía del Estado y la acusación popular que ejerce el PSOE.

Los exresponsables del parque temático sobre los que la Audiencia mantiene la acusación son Luis Esteban, expresidente del consejo de administración; Miguel Navarro, exdirector general; Justo Valverde, exdirector del departamento de contratación; y Antonio Rincón, exresponsable de la dirección técnica. La Audiencia, al igual que el juez instructor, no ve indicios delictivos respecto a la conducta de Miguel Ángel Izquierdo, exdirectivo del departamento de compras, y acuerda el archivo de la acusación. La Audiencia asegura que la existencia de indicios de que Terra Mítica abonó determinadas cantidades por servicios no prestados es suficiente argumento "para que se mantenga abierta la investigación, al menos por el momento, para determinados imputados".

El juez exculpó a los antiguos dirigentes del parque por considerar que en el hecho de que en 2000 Terra Mítica se repercutiera el IVA de casi 200.000 euros "no existe ningún indicio de que esa cantidad fuese satisfecha por ese concepto a terceras personas que debieron ingresarla a Hacienda".En su auto de exculpación de los cinco cargos de la antigua dirección de Terra Mítica el instructor esgrimió el argumento jurídico el hecho de que la empresa ocupaba una posición de perjudicada en la trama de las facturas falsas. El magistrado señaló que "es posible que las obras no se hubiesen realizado". Y en este caso, Terra Mítica, "solo podría ocupar la situación de perjudicada".

La sección 3ª de la Audiencia de Valencia contradice el criterio del juez y asegura: "Es indudable que la condición de perjudicada de la entidad Terra Mítica no puede conllevar la impunidad de los integrantes de sus órganos directivos, dado que estos pueden haber incurrido en alguna clase de responsabilidad penal (como autores directos, cooperantes necesarios o cómplices) si permitieron el fraude (o colaboraron activamente en el mismo) de forma dolosa (no culposa) bien en su propio beneficio o bien en beneficio de un tercero", dice el auto del alto tribunal. "Responsabilidad que no solo se ha calificado por las acusaciones como delito contra la Hacienda pública sino también como un delito de estafa", añade la resolución.

Controles burlados

En este apartado de la concreta responsabilidad de los miembros de los órganos directivos de Terra Mítica y la existencia de controles administrativos la Audiencia resalta que no son determinantes "ni para justificar el sobreseimiento ni para revocarlo". "Cualquiera que fuese la eficacia de tales controles, es claro que se vieron burlados si se llegaron a abonar facturas por servicios no prestados por un importante tan elevado como se ha dicho anteriormente [1.344.046,95 euros]. Lo relevante es determinar la actuación dolosa de todos y cada uno de los imputados en tales operaciones", asevera la Audiencia.

Respecto a Luis Esteban, el tribunal, de acuerdo con la acusación del fiscal, señala que se debe mantener la imputación porque en su condición de presidente de Terra Mítica "era conocedor del gran incremento de gasto que se estaba produciendo". En cuanto a Miguel Navarro, "porque adjudicaba las obras y aprobaba los gastos". Por lo que respecta a la responsabilidad de Antonio Rincón, la Audiencia señala que "sellaba (e incluso firmaba) las facturas abonadas indebidamente". Y, por último, sobre Justo Valverde porque igualmente "sellaba las facturas para que abonaran".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011