Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis de cada 10 euros ya viene de fuera

La internacionalización de las compañías españolas en los años de bonanza económica las permite ahora capear con mayor margen de maniobra la crisis. La economía española no despega. Con casi cinco millones de parados el consumo privado está congelado. Además, la política de austeridad para cumplir con los objetivos del déficit se nota en la inversión pública. Con este panorama es lógico que el negocio doméstico de las compañías sufra más que la actividad exterior.

En el primer semestre del año las empresas del Ibex 35 facturaron en España por valor de 76.694 millones de euros, cantidad que supone una mejora de solo el 4,25% respecto a la primera mitad de 2010. En cambio, la cifra de negocio que estas compañías generaron en el extranjero creció un 12,88%, situándose en 111.952 millones.

Este diferencial en el comportamiento de las ventas por áreas geográficas, que viene dándose desde hace bastantes trimestres, provoca que las compañías sean cada vez menos españolas en cuento a ingresos. En concreto, a junio de este año las sociedades del Ibex generaban el 59,4% de su facturación fuera y el peso del negocio doméstico era únicamente del 40,6%. Hace un año las ventas locales suponían el 42,5%.

De las 29 empresas del Ibex que ya han presentado a la CNMV sus cuentas anuales, hay 16 grupos que ya venden más fuera que en España, destacando los casos de Acerinox, Ebro Foods, Gamesa, Ferrovial o Grifols. En el caso de los pesos pesados, Telefónica logra el 60% de sus ingresos en el extranjero, Santander el 80% y BBVA el 57%

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de julio de 2011