Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza señala un posible amaño en un contrato vinculado al hijo de Arzalluz

El núcleo duro de los imputados por la presunta trama corrupta del caso De Miguel está compuesto por un grupo de amigos nacionalistas que hacían de todo juntos, desde comprar terrenos hasta planear vacaciones en Italia. En sus documentos internos, abundan las alusiones a dinero en "negro", el "cash" y los porcentajes con sumas suculentas.

"Las facturas que hacemos no sé si habría que aumentarlas o no, a Mendibile no sé cuánto cobrarle". Así de tajante se mostraba en un correo incluido en la instrucción la contable de las empresas del núcleo duro de la trama. La asociación en cuestión, Mendibile Jauregia, con sede en Leioa (Bizkaia) y dependiente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Txakoli de Bizkaia, fue señalada por el último informe de la Ertzaintza por un posible amaño en el proceso de adjudicación de un contrato de más de 170.000 euros durante el periodo que fue presidido por Asier Arzalluz, hijo del expresidente del PNV Xabier Arzalluz.

El caso De Miguel no le supuso al PNV un gran desgaste en las urnas - el 22-M, apenas perdieron unos 3.000 votos con respecto a 2007, aunque el PP terminó haciéndose con el bastón de mando foral en la investidura con el apoyo del PSE-.

El presunto caso de corrupción ha generado fuertes tensiones en la dirección del partido en Álava, presidida por Iñaki Gerenabarrena, adscrito al sector soberanista del partido dirigido por su líder guipuzcoano, Joseba Egibar. Varios de los principales imputados eran personas de la máxima confianza de Gerenabarrena.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se pasó meses pidiendo a los imputados que entregasen su carné de forma cautelar -sus estatutos garantistas, alegaba la formación, impedían suspenderlos de militancia- mientras estos hacían oídos sordos. La aparición en escena de Egibar hizo que De Miguel y otros dieran su brazo a torcer, entregando el carné. Ninguno de los imputados ha sido incluido en las listas del partido en los comicios del pasado 22 de mayo.

La investigación de la presunta trama corrupta permitió que la Ertzaintza encontrara en poder de uno de los imputados seis documentos word con información sobre políticos y empresarios alaveses, así como personas vinculadas al CNI. Al tirar de este hilo dieron con una supuesta red de espionaje político por la que el exdirigente del PNV alavés Aitor Tellería se sentará en el banquillo de los acusados junto a dos agentes de la antigua unidad y análisis de la Ertzaintza, acusados de facilitarle información reservada sobre sus adversarios políticos, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de julio de 2011