derechos de autor

Peor imagen que los controladores aéreos

"La imagen de la SGAE, después de la de los controladores aéreos, es la peor de España". La frase de Álvaro Sáenz de Heredia, director de cine y uno de los firmantes del manifiesto a favor de la refundación de la SGAE, marcó el tono de la asamblea de ayer. La reunión, a la que apenas asistieron unas 50 personas de las más de 300 que apoyaron el manifiesto, ratificó la decisión de pedir una asamblea general extraordinaria de todos los miembros de la institución y la convocatoria de elecciones, lo que supondría un cambio de los estatutos internos.

Según los convocantes, existe una "urgente necesidad" de refundar la SGAE, para contar con una participación más democrática y una gestión más transparente. Las elecciones deberían celebrarse tras la creación de una "gestora unitaria", en la que se incluyan tres miembros de la junta directiva -la que surgió de las elecciones del pasado 30 de junio que encabezaba Teddy Bautista-, tres del grupo opositor (DOM) de José Miguel Fernández Sastrón y cinco miembros independientes, según explicó el dramaturgo Fermín Cabal. La asamblea aprobó también la constitución de una mesa de trabajo encabezada por la compositora Mercedes Ferrer, con el objetivo de crear comisiones y formular propuestas.

Más información
La SGAE convocará elecciones en septiembre para su refundación

Los firmantes expusieron que "una sociedad democrática no puede estar representada por 10.000 personas, de las cuales votan unas 8.000, de los 100.000 integrantes".

La escasa participación en la asamblea fue calificada como "típica" por los socios de la SGAE. Entre los que acudieron a la cita se encontraban el cineasta Fernando Colomo, el productor Pedro Costa, el guionista Jorge Guerricaechevarría, el director Antonio del Real o la compositora Carmen París.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS