Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Novela negra a bordo del 'Prestige'

El escritor cubano Manuel Sánchez recrea la catástrofe del petrolero

La catástrofe del Prestige hizo correr ríos de tinta pero aunque haya libros de ficción que puedan tocar tangencialmente la materia hasta ahora nadie se había atrevido a desarrollar una novela negra a bordo del propio petrolero. Manuel Sánchez Dalama, un cubano descendiente de gallegos que reside en Vigo desde hace 11 años, ha sido el primero en hacerlo. Su novela La mancha negra se publicó hace un par de meses, después de haber ganado el premio Ciudad de Badajoz en 2010.

El proceso de investigación y escritura de la novela le llevó a Manuel Sánchez cinco años. La novela entrecruza los acontecimientos vividos en el Prestige durante los días del naufragio con las consecuencias que tuvo la marea negra para Manfred Gnädinger, Man, el alemán de la localidad coruñesa de Camelle que vio destruida su obra con la llegada de la marea negra y con las peripecias de un policía gallego en Madrid.

El escritor explica que una de las imágenes que le impactaron durante todo lo ocurrido con el Prestige fue una foto en la que se veía a Man llorando al ver inundado su museo por la marea negra. Sánchez llevaba poco tiempo en Galicia, tras llegar procedente de Cuba en busca de "libertad" y decidió irse con su hijo a Camelle, donde pasó varias semanas, para investigar sobre la vida del anacoreta alemán e incluir esa figura en la trama de su libro.

Manuel Sánchez refleja en la novela la Galicia que desde la isla de Cuba muchas veces había soñado con poder conocer. "Llegué aquí con 50 años y descubrí Galicia con los ojos de un niño. Esperaba descubrir una tierra hermosa pero lo que encontré aquí desbordó mis expectativas", explica el escritor, quien no había podido publicar sus escritos en Cuba debido a la censura imperante en el régimen castrista.

"La primera vez en mi vida que pude ir a una manifestación por voluntad propia fue la que tuvo lugar en Santiago para protestar por lo ocurrido con la marea negra", señala el escritor, quien en 2004 publicó su primera novela, Peces rojos en la lluvia, donde se hace un seguimiento de los ocurrido en Cuba desde los años anteriores a la revolución hasta la actualidad.

Sánchez Dalama, que presentará su novela en la Semana Negra de Gijón que comienza el próximo viernes, espera despertar el interés de los lectores con una historia que aporta una hipótesis sobre lo que pudo suceder a bordo del petrolero en aquellos agitados días de noviembre de 2002. Al mismo tiempo, intenta hacer una llamada de atención sobre el legado de Man en Camelle que sigue estando en peligro, pese a que una propuesta aprobada por unanimidad de los tres partidos en el Parlamento gallego decretaba la necesidad de protegerlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 2011