Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP intenta evitar que Camps comparezca en las Cortes

Blasco pretende aparentar normalidad pese a la grave crisis institucional

El Partido Popular intenta evitar que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, tenga que explicar su situación judicial en las Cortes antes de las vacaciones estivales, tal y como reclama la oposición.

El secretario general de los socialistas, Jorge Alarte, anunció el sábado que su grupo parlamentario solicita "con carácter urgente" un pleno parlamentario para que el jefe del Consell explique su situación y la de su Gobierno tras el auto del juez José Flors, del Tribunal Superior de Justicia, que ordena la apertura de juicio oral por haber recibido regalos de la trama Gürtel.

Sin embargo, el portavoz del Grupo Popular, Rafael Blasco, intentó ayer aparentar una normalidad inexistente y preparó el terreno para la negativa que darán a la petición socialista.

Crespo 'vendió' que la CAM podría liderar una fusión que nunca cuajó

"No es creíble que el Banco de España ponga dinero y se quede fuera"

Blasco argumentó que seguirán trabajando pero en aquellas "iniciativas que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos". "Somos conscientes de lo que tenemos que hacer y para quién tenemos que trabajar", indicó Blasco, que recordó que este miércoles se celebrará un pleno parlamentario monográfico sobre el corredor ferroviario mediterráneo. Un pleno que, casi con toda seguridad, se verá contaminado por la situación judicial del presidente de la Generalitat y de los otros tres cargos imputados: Víctor Campos, Ricardo Costa y Rafael Betoret."No vamos a coger vacaciones, por mucho que nos podríamos ir y con los deberes muy bien hechos", indicó en un comunicado Blasco, que añadió que mantendrán reuniones y contactos con los agentes sociales durante el verano. "El pasado viernes ya mantuvimos una reunión con el secretario general de UGT para tratar cuestiones de índole económica y social y vamos a tener contacto constante con las consejerías para tener reciprocidad en los temas que interesan a los valencianos", señaló Blasco, que no hizo mención alguna a la grave situación judicial del presidente de la Generalitat.

Una situación que sí recibió la atención del resto de grupos parlamentarios. La portavoz adjunta del Grupo Socialista Carmen Ninet lamentó que "Rajoy no haya dicho esta boca es mía" en relación con la situación de Camps.

"Si de verdad, como dice Rita Barberá, [el jefe del Consell] está tan afectado, que por su bien y por el de todos los valencianos se vaya de inmediato". "¿A partir de ahora solo va a salir por las noches de casa? ¿Con qué nuevo viaje nos sorprenderá esta semana para continuar su huida hacia ninguna parte hasta que llegue el día de sentarse en el banquillo de los acusados por cohecho?", prosiguió Ninet, que recalcó que Mariano Rajoy "debe retirar a Camps de sus responsabilidades y aclarar si le apoyará en este proceso judicial que ahora le espera".

Renuncia a los cargos

"Hemos solicitado la convocatoria urgente de un pleno extraordinario para que Camps comparezca y presente su renuncia porque los valencianos merecemos al frente del Consell a una persona que piense, no en que lo van a juzgar, sino en crear empleo", remachó la socialista.

La parlamentaria de Compromís Mònica Oltra expresó su deseo de que cuando hable Rajoy "sea para anunciar la destitución de Camps con presidente del PP de la Comunidad Valenciana y la presentación de una moción de censura para relevarlo de la presidencia de la Generalitat".

Oltra instó a Camps a "dejar de esconderse y a dar la cara". "Ensucia la imagen de la institución que preside", añadió.

El portavoz adjunto de Esquerra Unida Ignacio Blanco criticó la situación de parálisis de un Gobierno sin peso político con un presidente "imputado y escondido". Blanco emplazó a los populares a seguir el ejemplo de Baleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de julio de 2011