Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUAN ANTONIO FLECHA | Ciclista español del Sky, atropellado por un coche

"¡El conductor ni se paró!"

Apenas 24 horas después de convertirse en primera página del Tour muy a su pesar, Juan Antonio Flecha se mira las piernas, hinchadas por la inflamación, las rodillas vendadas, y suspira con pesar. "¡Con lo fino que había venido!", dice el primer ciclista que se recuerde al que un coche acreditado del Tour atropella durante una etapa. Cayó junto a su compañero de fatigas y desgracia, Johnny Hoogerland. "Ahora me ha agarrado el masajista y me ha dado un buen repaso, al menos, me dice que no me ha encontrado tan mal como esperaba".

Pregunta. ¿Le ha llamado Voeckler para ver cómo está?

Respuesta. No, y tampoco esperaba que me llamara. Tampoco me preocupa, he pasado bastante de lo que pueda decir.

"Después del accidente tuve mi momento de llanto a solas en el autobús"

P. ¿Y cómo vio que Voeckler incluso acelerara justo después de su caída y la de Hoogerland?

R. Pues lo veo normal dentro de lo que es Voeckler, porque va así en todas las escapadas, sembrando cizaña. Antes, justamente, Casar, otro del grupo, le había echado una bronca porque atacaba bajando después de pelear por los puntos de la montaña, en vez de esperar a los que no los disputábamos. Iba con la fijación del maillot amarillo, le daba todo igual. Ya le conocemos, me habría sorprendido lo contrario.

P. Pero alguien se habrá disculpado, ¿no?

R. Directamente solo Prudhomme [Christian, el director del Tour], que vino a verme al hotel por la mañana, y como yo estaba en el hospital le dio disculpas a Dave Braislford, el director del equipo.

P. ¿Recuerda los momentos anteriores al atropello? ¿Oyó algo?

R. Curiosamente no oí nada. Todo el día habían estado pasando coches con invitados como moscas cojoneras, armando ruido con el claxon para apartarnos y nos pasaban rozando, pero este adelantó sin tocar el claxon. Me sorprendió y no me dio tiempo a apartarme. Vi un coche que se me echaba encima, pero claro, nunca te esperas que se te eche encima de verdad. Nunca ha pasado esto en el Tour, ¿cómo iba a esperar que me pasara a mí?

P. ¿Habló con Hoogerland después de la etapa?

R. Hablé antes de terminar, cuando los dos nos quedamos descolgados del pelotón. Él se miraba sangrando por todas partes y me decía: "Tendré que ir al hospital". Y yo le decía que yo también.

P. ¿Cuando el pelotón le superó, qué le decían?

R. La gente me animaba al verme destrozado y a Johnny también. Pensaban que algo nos habría pasado, pero no sabía nadie que había sido un coche. No se lo podían creer.

P. ¿Cómo ha vivido la reacción de los medios a la historia?

R. Aquí he visto que ni en el hospital le daban importancia, todos lo han tratado como otro incidente más, cosas del Tour, pero sé que en Holanda, en Italia, en España, sí se ha sabido valorar.

P. ¿Ha venido el conductor a pedirle perdón?

R. No ha venido y creo que si viniera pasaría de hablar con él. La Televisión Francesa no se ha disculpado [según fuentes conocedoras de la identidad del ocupante del coche, se trataría de un famoso presentador televisivo cuya identidad se guarda para que el Tour no se vea obligado a expulsarlo] conmigo tampoco.

P. ¿Y si viera al conductor?

R. Un día entrenándome, un coche que salía de un camino me vio y no frenó y choqué con él hasta salir volando. Me levanté y no tenía ni ganas de hablar con él, ni de discutir. Ni le miré a la cara, no se lo merecía. ¡Y el del Tour ni siquiera se paró a ver qué nos había hecho! Eso es lo peor, ni se paró. Yo me habría parado.

P. ¿Cómo se sintió después?

R. Tuve mi momento de llanto a solas en el autobús.

P. ¿Qué le pareció que les dieran a los atropellados el premio a la combatividad?

R. Me pareció surrealista. Me habría parecido bien que nos premiaran, pero no precisamente por ser los más combativos, un premio que merecía Voeckler. Nos quisieron dar un premio de consolación y ni siquiera cumplíamos las bases para merecerlo.

P. ¿Seguirá en el Tour?

R. Prefiero pensar en tirar para adelante, quiero seguir pasándomelo bien sobre la bici y quedan etapas muy bonitas y algo habrá que hacer.

La clasificación

- 1. T. Voeckler, 38h 35m 11s

- 2. Luis León, a 1m 49s

- 3. Cadel Evans, a 2m 26s

- 4. Frank Schleck, a 2m 29s

- 5. Andy Schleck, a 2m 37s

- 6. Tony Martin, a 2m 38s

- 7. Peter Velits, m. t

- 8. Andréas Klöden, a 2m 43s

- 9. Philippe Gilbert, a 2m 55s

- 10. Jakob Fuglsang, a 3m 8s

- 11. Ivan Basso, a 3m 36s

- 12. Damiano Cunego, a 3m 37s

- 13. Nicolas Roche, a 3m 45s

- 14. Kevin De Weert, a 3m 47s

- 15. Robert Gesink, a 4m 1s

- 16. A. Contador, a 4m 7s

- 20. Samuel Sánchez, a 5m 1s

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de julio de 2011

Más información