Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oposición y Salvem El Cabanyal piden consenso tras la sentencia del Supremo

Los partidos de la oposición y la plataforma Salvem El Cabanyal pidieron ayer al PP que recapacite su postura sobre la ampliación de la avenida de Blasco Ibáñez a través del barrio de El Cabanyal después de que el Tribunal Supremo haya desestimado el recurso del Ayuntamiento de Valencia en el que solicitaba continuar con los derribos en la zona no protegida del barrio. A falta de que el Constitucional resuelva sobre la base del conflicto, el portavoz adjunto socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Salvador Broseta, explicó que la sentencia es "una primera etapa para ver la luz al final del túnel" al que le ha llevado la "obstinación" de la alcaldesa. Y dijo que es una buena noticia pues mantiene el barrio "a salvo de las excavadoras". También añadió que el PSPV "tiende la mano" al PP para reactivar el barrio y recuperar su patrimonio.

Desde Compromís, Joan Ribó advirtió al PP que el Supremo "ha enviado un aviso serio" al PP. Y pidió a la alcaldesa Rita Barberá que explique "cuántos miles de euros" se ha gastado en abogados para defender "la destrucción de El Cabanyal". Y añadió: "Es hora del diálogo institucional".

Salvem El Cabanyal también abogó por la "rehabilitación sin destrucción" y advirtió a Barberá de que "no puede seguir poniendo impedimento al crecimiento social y económico" del barrio.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento, Alfonso Grau explicó que la sentencia del Supremo no "cambia absolutamente nada", ya que el tribunal no ha entrado a valorar "el fondo de la cuestión", que a su juicio es la "decisión arbitraria y autoritaria del Gobierno" de frenar las obras.

El PP le apoyó en esta cuestión. "Es una gran equivocación desde el punto de vista técnico, desde el político y desde el de la calidad de los vecinos", aseguró ayer el secretario general del PP Valenciano, Antonio Clemente, aunque puntualizó: "Respetamos todas las decisiones judiciales aunque no las compartamos". Clemente apeló de nuevo a la razón que presuntamente le dan las urnas, por la victoria del PP en el barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 2011