Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA | DISCOS

Nina Zilli

Nos la quieren vender como la Amy Winehouse italiana y no debería colar. Es cierto que los arreglos tienden hacia el soul, pero el encanto de Nina Zilli reside en su querencia por las melodías de los sesenta, felizmente pasadas por un filtro mediterráneo. El repertorio es nuevo, excepto L'amore verrà, la traducción del You can't hurry love que las Supremes grabaron para el mercado italiano. Zilli viene del mundo del reggae y eso explica las aproximaciones a ritmos jamaicanos (L'inferno y No pressure, la única pieza cantada en inglés). En sus mejores momentos, ella retoma el papel de ragazza beat, que tanto juego daba en Sanremo (de hecho, ella pasó por el festival en 2010), con la gran diferencia de que Nina compone su material y produce Sempre lontano. Así que no piensen en Amy Winehouse: Nina podría ser la nueva Mina.

Nina Zilli

Sempre lontano

Universal

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 2011

Más información

  • Sempre lontano