Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abelló y Carceller se enfrentan a la cúpula de Sacyr el 20 de julio

La batalla comenzó en mayo, cuando dos de los principales accionistas de Sacyr Vallehermoso se rebelaron contra los máximos ejecutivos del grupo. El presidente, Luis del Rivero, y el consejero delegado, Manuel Manrique, habían logrado que la junta de accionistas les concediera mayor peso en el Consejo. Con este movimiento, pretendían contrarrestar el creciente poder del empresario Demetrio Carceller, que dos meses antes se había convertido en el primer accionista de Sacyr. Carceller y el cuarto inversor del grupo, Juan Abelló, amenazaron con impugnar el Consejo. El juez ha convocado a los dos accionistas, que suman un 25,3% del capital, para que declaren el 20 de julio.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid admitió el pasado viernes la demanda. La vista del 20 de julio servirá para que el magistrado decida sobre las medidas cautelares solicitadas por los demandantes.

Los dos accionistas protestan por los dos consejeros que logró Del Rivero

Carceller y Abelló, junto al grupo Satocán, solicitan la nulidad del acuerdo del Consejo de Administración del 11 de mayo, cuando se nombraron dos nuevos consejeros dominicales en el grupo, uno en representación de Del Rivero y otro de Manrique. En la junta celebrada el 19 de mayo, calificaron este nombramiento de "irregular, abusivo e injustificado". "A partir de ahora habrá dos categorías de consejeros: los ejecutivos, con más representación, y el resto", dijo entonces el representante de Abelló. Protestan además por la designación de estos vocales, que no contó con el preceptivo informe de la comisión de nombramientos.

Del Rivero y Manrique argumentan que están en el Consejo por su condición de ejecutivos, y que, dado que ambos controlan el 19% del capital, tienen derecho a dos asientos más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011