Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La editora de 'El Mundo' requiere más ayuda de su matriz italiana por sus altas pérdidas

Unidad Editorial, el grupo editor de El Mundo, reconoce en las cuentas que acaba de depositar en el Registro Mercantil de Madrid que cuenta con un fondo de maniobra negativo de cerca de 500 millones de euros. Ante ese desfase y las pérdidas consolidadas de 52,27 millones que sufrió en 2009, Unidad Editorial ha pedido a su dueño, el grupo italiano RCS, que manifieste por escrito que prestará "el apoyo financiero necesario para garantizar la continuidad de su actividad". Gracias al rescate por parte de su matriz, la compañía ha podido presentar sus cuentas "de acuerdo con el principio de empresa en funcionamiento", según se explica en la memoria de sus cuentas anuales.

Unidad Editorial ha tardado más de un año en depositar las cuentas de 2009, aprobadas en abril del año pasado. Las cuentas muestran la precaria situación financiera de la empresa, que ha ido empeorando con las pérdidas acumuladas en 2010 y el arranque de 2011.

Unidad Editorial necesita el dinero de RCS para seguir "en funcionamiento"

Las deudas de Unidad Editorial con empresas del grupo (la mayor parte con su matriz italiana) alcanzaron en 2009 los 1.150 millones de euros, 148 millones más que el año anterior, según consta en el balance individual de la sociedad, pues las cuentas consolidadas no están aún disponibles. A esa cifra se suma la deuda financiera con entidades de crédito y las deudas con proveedores y similares hasta superar los 1.300 millones. Los resultados de explotación de Unidad Editorial no permiten hacer frente ni siquiera a los intereses de esa abultada deuda, por lo que necesita el socorro de su matriz italiana para seguir operando.

La memoria señala que Unidad Editorial tenía a cierre de 2009 deudas financieras con RCS Investimenti por 778,5 millones, de los que 490 millones vencen en 2015; 200 millones, en 2011, y 88,5 millones vencieron en septiembre de 2010. Junto a ello, tenía un préstamo de 180 millones de RCS Media Group que esperaba renovar en 2010.

La mayor partida del activo de Unidad Editorial es en realidad un mero apunte contable, un intangible: el fondo de comercio de 643 millones que se generó a raíz del alto precio pagado por Recoletos. La empresa no ha reconocido en 2009 ningún deterioro de valor pese a las fuertes pérdidas. No solo eso, sino que Unidad Editorial ha revertido los saneamientos que había hecho sobre el valor de algunas de sus participadas, lo que le ha permitido presentar contablemente unas pérdidas menores. Así, por ejemplo, ha revertido la corrección de valor de Unidad Editorial Información Deportiva en 23,8 millones pese a la caída de su resultado de explotación en 2009. Y, curiosamente, la participada con un mayor valor en libros es la fracasada Veo TV, con 129,2 millones de euros para el que los gestores de Unidad Editorial no consideraron necesario hacer ninguna provisión.

Por filiales, las que registraron mayores pérdidas en 2009 fueron Unidad Editorial Información General (5,5 millones), Unidad Editorial Revistas (5,3 millones) y Veo TV (5,1 millones). Los beneficios de Unidad Editorial Internet se redujeron un 32% hasta 5,8 millones, pero la sociedad se mantuvo como la filial más rentable, por delante de Unidad Editorial Información Deportiva, con 4,6 millones. El resultado de Unidad Editorial Información Económica se redujo un 94%, hasta 149.886 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011