Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo caso de desaparición de niños durante el franquismo en Castellón

Una vecina de Castellón, Esther Pérez, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Castellón porque sospecha que sus dos hermanas gemelas fueron robadas durante el franquismo horas después del parto. A sus padres les comunicaron que ambas habían fallecido cuando poco antes "fueron vistas con vida". Varias contradicciones alientan la tesis de la denunciante que no pierde la esperanza de encontrar a sus hermanas, en un nuevo caso de la supuesta desaparición de niños que se dio en toda España hasta principios de los ochenta.

Esther Pérez relata que su madre fue ingresada de parto en el Hospital Provincial de Castellón en abril de 1964. Allí "le dieron algo", afirma la denunciante, que la mantuvo aturdida y "le hizo perder la conciencia" poco después de dar a luz. Pérez dice que cuando su madre despertó se encontró sola en una habitación con un sacerdote que le practicó la extremaunción.

Las dos niñas, que horas antes habían sido vistas con vida por el padre y un testigo, habían fallecido según los responsables del centro hospitalario. El padre, con otra hija de 10 meses y con su esposa en peligro de muerte, dio por buenas las explicaciones de los médicos y se centró en proteger lo que quedaba de su familia.

Han pasado 47 años y Esther, aquella niña de 10 meses, ha denunciado el caso después de recopilar pruebas durante mucho tiempo. Ahora acaba de recibir las explicaciones del Hospital Provincial y del cementerio de Castellón. En el centro sanitario no consta que su madre ingresara para parir. Como si no hubiera estado "y no faltan hojas" del registro. En el cementerio de Castellón sí que figura la entrada de dos cadáveres, pero "ni están en una única cajita" como les dijeron a sus padres, "ni en el sitio donde les aseguraron que fueron enterradas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011