Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripoll se va "satisfecho" y sin un final "de película"

Joaquín Ripoll apura los últimos días en el cargo como presidente de la Diputación de Alicante y mantiene su agenda. El todavía presidente confesó ayer sentirse "satisfecho" de sus decisiones, aunque admitió que si le hubiera correspondido diseñar su despedida, esta hubiera sido "de película". Y es que Ripoll hizo estas declaraciones ayer en la presentación del Festival de Cine de L'Alfàs del Pi, que arranca este viernes y que homenajeará a Bigas Luna.

El presidente de la Diputación hoy se rodeará de todos los empresarios y la clase dirigente alicantina para celebrar La Noche de la Economía Alicantina, un acto que organiza la Cámara de Comercio pero que se celebra en el nuevo ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante). Al acto también está previsto que acuda el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

La tradición, no escrita, marca que cada presidente de la Diputación del PP, haya dejado su impronta personal con una gran obra. En el caso de Julio de España fue el Museo Arqueológico (Marq), y Ripoll deja el ADDA, aunque no ha tenido tiempo de inaugurarlo oficialmente, ya que pensaba revalidar el cargo, pero el sector campista del PP le impidió ser elegido diputado, así que Ripoll, a la espera de otro destino, será concejal raso, y sin competencias, en el Ayuntamiento de Alicante. La Diputación celebrará este jueves su último pleno, y el próximo miércoles 13 de julio está previsto que Luisa Pastor, alcaldesa de Sant Vicent, sea elegida nueva presidenta de la institución provincial. El sábado, con la inauguración del Festival de Cine, protagonizará su último acto oficial.

"Una despedida"

Joaquín Ripoll confesó sentirse "satisfecho" de las decisiones que ha tomado durante los años en los que ha sido el presidente. "No es por hacer balance, pero me siento satisfecho de las decisiones que he tomado", admitió aunque algunas de ellas, "evidentemente, no han salido tan bien como esperaba. Y sí, es una despedida", confesó. Ripoll emplazó a los medios de comunicación a hacer balance de su gestión. "Lo demás, creo que es demasiado cercano para hacer un balance. Hay que dejar un poco de tiempo, ya que el tiempo asienta las opiniones y también los resultados que se producen de la gestión", argumentó. Ripoll anunció que le "gustaría hacer un balance" de su mandato, pero quiere "pensarlo un poquito más".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011