Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras excluye a Ridao de su proyecto para dirigir ERC

El eurodiputado presenta su candidatura en Montjuïc

Oriol Junqueras avanza a pasos agigantados en su carrera hacia la presidencia de Esquerra Republicana (ERC). El eurodiputado y alcalde de Sant Vicenç dels Horts (Baix Llobregat) ha conseguido en solo dos semanas los avales necesarios, según fuentes del partido, y ha diseñado el organigrama de la futura cúpula directiva. La propuesta consigue casar los sectores del actual presidente de ERC, Joan Puigcercós, y de la federación de Barcelona, de Jordi Portabella, pero deja fuera al actual secretario general, Joan Ridao, y su entorno.

Junqueras lo tiene todo pensado, hasta el lugar donde ayer presentó oficialmente su candidatura: las columnas de Josep Puig i Cadafalch, en Montjuïc,que simbolizan las cuatro barras de la senyera. El candidato a la presidencia de ERC se presentó arropado por el que será su equipo de confianza, en el que su mano derecha será Marta Rovira como secretaria general. La nueva cúpula equilibra la presencia de varias de las familias que existen en el partido. En la línea más continuista cuenta con el sector de Puigcercós y de la actual ejecutiva, representado por Anna Simó como futura portavoz (que ya acompañó a Junqueras en su investidura como alcalde) y Eduard López como vicesecretario de acción interna. También encuentra su lugar la poderosa federación de Barcelona (que siempre ha mantenido complicadas relaciones con la ejecutiva), representada por Ester Capella y Oriol Amorós. Encarna el municipalismo Jordi Solé, alcalde de Caldes de Montbui, como vicesecretario internacional.

Pero en el esquema falta una de las figuras clave del partido, Joan Ridao, que renunciaría a la carrera por la presidencia si Junqueras le mantuviese como representante en el Congreso de los Diputados, según fuentes del partido. Pero de momento no hay acuerdo y Ridao no se siente cómodo en el modelo de Junqueras, en el que se antepone el soberanismo a las políticas de izquierdas. Esta semana ambos se reunirán y entonces Ridao decidirá si da un paso atrás o bien se propone también como candidato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de julio de 2011