Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso lamenta que se rompa el marco lingüístico

Aprobada una resolución impulsada por ERC e IU

El pleno del Congreso de los Diputados mostró ayer su preocupación por los efectos del borrador de decreto de trilingüismo que tiene preparado el Consell que preside Francisco Camps y que rompe el actual marco lingüístico.

Entre las propuestas de resolución aprobadas por el Congreso de los Diputados tras el debate sobre el estado de la nación, el pleno de la Cámara sacó ayer adelante un acuerdo que advierte sobre los riesgos del trilingüismo que impulsan tanto el Gobierno valenciano, como el balear, ambos en manos del Partido Popular.

El texto aprobado afirma que "el Congreso de los Diputados muestra su preocupación ante el anuncio formulado por los nuevos Gobiernos de la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares de introducir modificaciones en el sistema educativo en relación al uso vehicular de sus lenguas propias que intensificarían su minorización".

O dicho en otras palabras, el Congreso teme que el borrador del trilingüismo del Consell, que rompe unilateralmente el consenso sobre la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià, solo sirva para reducir el uso de la lengua propia de la Comunidad Valenciana en el sistema educativo. En Baleares, el popular José Ramón Bauzá, ha anunciado una medida similar a la de Camps.

El anuncio del Consell para alterar el modelo educativo valenciano recibió semanas atrás el rechazo de miles de ciudadanos en las manifestaciones convocadas en las tres capitales valencianas y de colectivos como Escola Valenciana o los sindicatos de docentes, que consideran que el borrador de trilingüismo solo servirá para deteriorar el sistema. El propio exconsejero de Educación Alejandro Font de Mora asumió que se tardaría años en contar con el profesorado adecuado para introducir la enseñanza en inglés en las aulas de manera generalizada.

La resolución aprobada en el Congreso contó con los votos favorables del PSOE, Izquierda Unida y Esquerra Republicana, de cuyo portavoz, Joan Ridao, partió la iniciativa. Y la oposición del Partido Popular y del partido de Rosa Díez Unión, Progreso y Democracia.

A pesar de ello, la propuesta fue aprobada por una amplia mayoría de 192 votos a favor y 154 en contra. La iniciativa de Gaspar Llamazares y Joan Ridao logró el apoyo de los socialistas, tras mejorarse la redacción inicial de la propuesta gracias a la mediación del PSC y del PSPV, que contó con el parlamentario Ferran Bono como interlocutor.

El texto aprobado en la Cámara también insta al Gobierno central a "difundir la labor cultural y pedagógica de los sistemas educativos que introducen, como lengua vehicular en la enseñanza, la propia y oficial del territorio autonómico".

El nuevo consejero de Educación, Formación y Empleo, José Ciscar, anunció el miércoles que aprovechará el mes de julio para abrir una ronda de reuniones con los distintos actores de la comunidad educativa.

Ciscar quiere acabar con la imagen de aislamiento y autoritarismo que consolidó su antecesor. Entre los retos más importantes está el de invertir la curva de fracaso escolar, uno de los más altos del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 2011