Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fenoll sobornó a políticos y técnicos de Calp con 600.000 euros, según la policía

El contratista y el cuñado de un edil hablan de cómo pagar el soborno

El industrial Ángel Fenoll, cabecilla de caso Brugal, sobornó con 600.000 euros a políticos (todos cargos del PP) y técnicos municipales de Calp a cambio de la adjudicación de la contrata de la basura y los permisos para la construcción de un vertedero. La cifra del supuesto cohecho es la estimación recogida en el informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales del sumario de esta pieza separada del caso Brugal, cuyo secreto del sumario se levantó el 20 de junio.

El industrial, según el sumario, entregó esas cantidades a partir de 1998 cuando el Consistorio, entonces presidido por Juan Morató, del PP, le adjudicó la concesión. El informe también constata el papel de Francisco Artacho, empresario y cuñado del exconcejal del PP Juan Roselló, como intermediario clave de esta trama.

Entre 2006 y 2009 ganó 1,66 millones falseando el pesaje de la basura

"Como quiera que Ángel Fenoll hasta ese momento ya habría abonado 14 millones de pesetas, sin contar con los cuatro recibidos por Francisco Artacho, le quedarían por pagar un total de 86 millones de pesetas", señala la diligencia policial. El informe sostiene el dinero con el que el industrial pagaría el soborno vendría de "los beneficios que Ángel Fenoll vaya obteniendo con la planta de compostaje concedida".

El empresario quiso aumentar su margen de beneficios a través de prácticas supuestamente ilegales. Una de ellas fue la falsificación de la superficie total de la planta de compostaje. Sin embargo, la policía sostiene que el método principal para elevar los beneficios del negocio, siempre en connivencia con los técnicos y políticos locales, era inflar el pesaje de los residuos recogidos. Mediante esta fórmula y entre los años 2006 y 2009, el industrial facturó un total de 152.956 toneladas más de las recogidas por la empresa encargada de ese servicio, la firma Acciona. "La cantidad económica que la mercantil Colsur, SL [empresa de Fenoll con la que se ganó la concesión] se habría embolsado debido al aumento presuntamente ilícito de la facturación ascendería a un total de 1.664.556,90 euros", concluye el informe policial.

La instrucción de esta pieza la dirige el Juzgado número 1 de Dénia. El magistrado ha imputado a 11 personas. Además de Morató, Fenoll, Artacho y Roselló, los acusados son: José Perles y Francisco Penelles, ambos exediles del PP, María Teresa Molines, propietaria de la finca donde se ubica la planta de basura; Francisco Antonio Perles Crespo, marido de la anterior y encargado de la firma Acciona responsable del servicio de limpieza del municipio; Antonio Ángel Fenoll, hijo del empresario Fenoll; José Luis Faubel y Juan Cervantes Panella, ingeniero de caminos e ingeniero técnico del Ayuntamiento, respectivamente.El empresario Ángel Fenoll era capaz de advertir a las visitas que recibía en su despacho de Orihuela de que no hablaran determinadas cosas por teléfono fuera de allí mientras registraba las conversaciones que mantenía.

Precisamente las grabaciones de vídeo incautadas por la policía en el registro de su domicilio, la mayoría entre Francisco Artacho y él mismo, ponen al descubierto el modus operandi de la trama que habían organizado con el cuñado del edil calpino Juan Roselló como intermediario entre el Consistorio y el empresario.

Según se desprende de las coversaciones grabadas, Artacho debía percibir de Fenoll por sus gestiones 36.000 euros y un puesto de trabajo vinculado a la planta de basuras que pusieron en marcha. Se produjeron al menos dos reuniones, una en Calp y otra en un hotel, donde antes de la adjudicación se pactó que técnicos municipales y concejales se repartirían 100 millones de las antiguas pesetas (600.000 euros). Esta es la transcripción literal que lo descubre:

Artacho. Que se subió a cien.

Fenoll. Sí.

A. De noventa a cien, entonces yo cogí (no se entiende) de noventa a cien, entonces yo hablé...

F. Tú te acuerdas que lo llevamos a cinco mil y la primera oferta...

A. Y se bajó de precio en cuatrocientas y pico pesetas, dijimos que eso ya lo arreglamos con lo de la báscula y con los de (no se entiende), entonces yo fui y dije, hostia, que hemos subido a cien, a cien millones de pesetas, por lo menos del fútbol...

Ambos hablaban del supuesto amaño de la concesión de la contrata de recogida de basura, finalmente adjudicada por 25 años a la empresa Colsur, de Fenoll, el 24 de febrero de 1998, a pesar de que la mercantil Urbaser presentó una oferta más barata.

En otra de las conversaciones queda patente el interés de Artacho por el viaje de ida y vuelta del dinero facturado mensualmente al Ayuntamiento.

A. Sí, pero a mí me van a preguntar desde que se recibe el dinero hasta que lo devolvemos para allá, ¿cuántos días pasan? Dos, tres... ¿cuántos necesito?

F. No, no (no se entiende), lo mismo que me lo pagan, sabes que a mí me lo pagan, son dos días, yo no necesito más, yo ya me hago unos temas que tengo que hacerme para... ¿me entiendes? para que... en B y ya está, y tú te lo vas llevando.

A. En un par de días quitamos la cantidad que te hayan pagado.

Ante las presiones de Artacho para que Fenoll pagara los 600.000 euros antes de acabar el año, incluso a cuenta de que el empresario se quedara únicamente con lo necesario para afrontar sus gastos, el dueño de Colsur plantea una alternativa:

F. Bueno, vamos a ver Paco, eso está claro, entonces mira, hacemos una cosa si, vamos, si tú quieres, yo te doy ya los pagarés, los están preparando, los cien millones de pesetas en pagarés.

A. Llégate a doce, que yo hablo de diez, once me han dicho (no se entiende).

F. Hostias, pero si nos pasamos de lo que hablamos.

A. Ahí van a quitar de gastos un huevo, va a faltar.

Por otra parte, la sección 7ª de la Audiencia de Alicante, con sede en Elche, ha confirmado la competencia del Juzgado número 3 de Orihuela para instruir otra pieza central del caso Brugal, la que investiga un supuesto soborno de los empresarios Ángel Fenoll y Enrique Ortiz al líder del Partido Popular de Alicante, José Joaquín Ripoll, a cambio de la contrata de la planta de basura del plan zonal de La Vega Baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 2011