La Xunta descarta más medios contraincendios pese a la alerta roja

La totalidad del operativo no se desplegará hasta entrado el mes de julio

El operativo de extinción de incendios para la temporada de máximo riesgo no estará disponible desde el día 1 de julio, fecha que tradicionalmente y también este año marca el inicio de la época más virulenta de fuegos forestales. Con más de dos tercios del territorio en riesgo extremo de incendio forestal y un fin de semana en el que se declararon más de 200 fuegos en la comunidad, la Xunta insiste en mantener el calendario y los medios previstos y no adaptarse a las condiciones. En la rigidez para la puesta en marcha del dispositivo completo, que el último fin de semana precisó de la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para la extinción de fuegos en Boiro, A Cañiza y Ribeira de Piquín, insistió el pasado domingo el titular de Medio Rural, Samuel Juárez. "No se puede nunca entrar en una dinámica en la cual las contrataciones que se hacen en los medios y personal de extinción funcionen como una respuesta a la realidad cotidiana de los fuegos", afirmó.

La central sindical CIG denunció ayer que no será hasta finales de julio cuando el dispositivo esté funcionando al completo, según les comunicó -aseguraron- el gerente de la empresa pública. El secretario nacional de la CIG-Servizos, Paulo Rubido, achacó el retraso a un intento de ahorrar dinero y recordó que "cuando no se dan las condiciones para los incendios, el operativo sí se retrasa".

Medio Rural admite que la incorporación de los brigadistas será progresiva, aunque puntualiza que siempre se hizo de esta manera. Sin dar fechas concretas para que el dispositivo antiincendios funcione al 100%, Medio Rural aseguró que este año la contratación de los brigadistas de Seaga se adelantará algo. Rubido, por su parte, negó que este sistema se aplicase con gobiernos anteriores y que solo se puso en práctica el pasado año, cuando algunos brigadistas "se incorporaron sobre el 15 de agosto". Rubido y tres brigadistas que lo acompañaron en su comparecencia ante los medios explicaron que las cuadrillas helitransportadas de Seaga se incorporarán el día 5 de julio y que, a partir del 7 y hasta, más o menos, el 25 lo harán las de tierra, siempre según la información que les habría facilitado la dirección de la empresa pública.La dirección de Seaga emitió un comunicado puntualizando la información de la CIG, pero sin referirse a los plazos para la incorporación. Desmienten las cifras de empleados que se sumarán a las cuadrillas en los próximos días -200 brigadistas el 1 de julio y 216 trabajadores de los equipos helitransportados, apuntan- y que la empresa no cuente con una póliza de seguro de accidentes o muerte, como afirmaron los brigadistas.

A pesar de que los trabajadores de Seaga no están aún contratados, Rubido anunció una huelga indefinida para este verano. Los brigadistas de Seaga, apuntó, pueden llegar a cobrar la mitad que uno contratado por la Xunta, sin libranzas programadas y contratación temporal. "Sabremos compaginar el derecho a huelga con el respeto a la seguridad de este país", aseguró. Reclaman un dispositivo único con condiciones similares a los trabajadores de Medio Rural. Juárez tildó de "irresponsables" a los convocantes por hacerlo "cuando aún no está contratado el personal".

La Xunta dispone de trabajadores propios y también de personal contratado a través de la empresa pública Seaga, que desde 2007, aporta casi la mitad del personal en la temporada de máximo riesgo. "La Xunta, en una situación de riesgo extremo, tiene contratado una cuarta parte del operativo", criticó Rubido. Juárez, que presentó en Lugo el borrador de la ley de montes, eludió responder a las veladas críticas lanzadas por el delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, sobre el despliegue de medios de la Xunta y se limitó a indicar que hay "buena sintonía y colaboración" con el Estado en materia de incendios.

El titular de Medio Rural rechazó de nuevo que él hubiese insinuado que detrás de algunos fuegos provocados estuviesen brigadistas. Si se atiende a las detenciones, apuntó Rubido, lo que hay en Galicia es una "trama de jubilados para quemar el país". "Por porcentaje tenemos más razón que quien apunte a una trama de trabajadores", dijo el sindicalista. Dos personas fueron ayer detenidas como presuntos autores de incendios el pasado fin de semana, en A Cañiza y en Vilalba.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la tarde de ayer se declararon fuegos en Cabana de Bergantiños, Ponteceso, A Baña y Silleda que, a última hora de la tarde, permanecía activos. Otro en Ponteareas estaba ya controlado por los servicios de extinción. Medio Rural ha prohibido los fuegos artificiales en los ayuntamientos del noroeste de la comunidad por el viento y las altas temperaturas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS