Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centro de acogida expulsa a un disidente cubano y a su familia

El CEAR de Málaga ha ordenado la salida del grupo por su conflictividad

El disidente cubano Carlos Martín Gómez y otros seis miembros de su familia han recibido la orden de expulsión del centro de acogida en el que viven en Málaga por los "continuos conflictos" que han provocado desde su ingreso el pasado abril. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha decretado la salida del grupo completo por diversos incumplimientos de las normas de convivencia como agresiones verbales y amenazas a los miembros del equipo técnico del centro, la introducción de alcohol en las instalaciones y la exhibición de armas blancas.

Según una nota del CEAR, el pasado día 24, un miembro del grupo tuvo una reunión con una persona que les iba a alquilar una vivienda en Málaga en la que poder residir de forma autónoma. Al no estar conformes con las condiciones del nuevo alojamiento, el grupo abandonó sus habitaciones y colocó todos sus enseres en el patio común del centro de acogida. Según ellos, a partir de ese momento iniciaban una huelga de hambre que no ha podido ser verificada, ya que del centro del CEAR, ubicado en el casco histórico de Málaga, se puede entrar y salir con libertad.

Tras este último episodio, la dirección del centro comunicó verbalmente a la familia del militantes anticastristas la orden de expulsión. Sin embargo, el grupo de Martín Gómez se negó a firmar la copia de la baja obligatoria y se acantonó en las zonas comunes.

Los responsables del centro trataron de que agentes del Cuerpo Nacional de Policía convencieran a los disidentes de abandonar el centro, pero estos no tuvieron ningún éxito. Ayer mismo, el director de la CEAR en Málaga, José Manuel Mochón, pidió una orden judicial de desalojo.

"Hemos agotado todos los caminos de negociación", afirmó el responsable de la casa de acogida. Según la CEAR, el grupo "se ha limitado a reivindicar actuaciones y prestaciones que van más allá de las establecidas" en el programa de asistencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 2011