Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 38% de los parados mayores de 30 ignora las citas de orientación

Traballo pone en marca la atención individualizada a desempleados

Parado, mayor de 30 años, más de 12 meses ininterrumpidos como demandante de empleo, sin prestaciones. Es uno de los perfiles más dramáticos de la crisis. En el marco del diálogo social, la Xunta y los sindicatos acordaron tratar de dar soluciones a personas en estas circunstancias. La Consellería de Traballo se puso en contacto con quienes reunían estas características en Galicia para concertar citas con orientadores y que encauzasen la búsqueda de un empleo. Un 38% no dio señales de vida.

El departamento de Beatriz Mato identificó a 1.106 personas con este perfil, según señalan fuentes de la consellería. Especifican que el número es menor al previsto porque deben reunir varios requisitos además de los antes mencionados, como que no reciban ningún servicio por parte del Servizo Público de Emprego de Galicia (SPEG).

Traballo envió una carta a cada uno de estos desempleados para mantener una entrevista de orientación laboral y abrir un itinerario personalizado de inserción. El objetivo era que los técnicos clasificasen correctamente su demanda de empleo para, tras las entrevistas que fuesen necesarias, abrir un itinerario personalizado de inserción. Con ese objetivo se le derivaría a un centro colaborador del SPEG en función de información, orientación y búsqueda de empleo.

A esta primera cita asistieron solo 618 personas. Cuando los técnicos de la consellería se pusieron en contacto con el resto, estos alegaron falta de interés por la orientación, enfermedad, lejanía del lugar de la cita o que estaban asistiendo a formación para no acudir a las entrevistas. Pero en la mayoría de los casos, el demandante de empleo no fue localizado: o no recibió o no hizo constancia de la recepción de la carta de la cita.

Estos datos son provisionales y se encuentran en fase de estudio y ampliación, pero fuentes de la consellería interpretan que parte del colectivo no tiene gran interés por los servicios que les ofrece la Xunta. Entienden que si a pesar de estar inscritos no habían recibido servicios del SPEG es, simplemente, porque no han querido.

La consellería también ha cruzado los datos de estos demandantes para comprobar si recibían la Renta de Inserción Social de Galicia (Risga). Solo un 3% de los parados que no contestaron lo hacía. El resto son desocupados que no tienen empleo desde hace tiempo y no recibe ninguna ayuda social.

Tras este primer paso, el programa de la Xunta también contempla atender a los menores de 30 años que están en desempleo. Es una atención individualizada que se reguló en una instrucción del pasado abril para atender a dos colectivos especialmente preocupantes de parados: los jóvenes y los mayores de 30 que lleven tiempo sin ningún subsidio. Estos últimos son, según señalan diversas ONG, los que corren más riesgo de exclusión social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de junio de 2011