Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:ELCHE 1 - GRANADA 1 | FÚTBOL | Vuelta de la final por el ascenso a Primera

El Granada vuelve a la élite

El conjunto de Fabri aguanta el arreón final del Elche y regresa a la máxima categoría 35 años después

Frente a la fogosidad del Elche, el Granada encontró la calidad de sus atacantes, liderados por un espléndido Dani Benítez, para regresar a la élite del fútbol español 35 años después. El conjunto de Fabri ni siquiera necesitó de su goleador, Alex Geijo, puesto que, cuando entró, el camino estaba despejado hacia la Primera División. Quien había sido su sustituto, el nigeriano Ighalo, ingresó en el imaginario colectivo del club andaluz con una jugada memorable convertida en gol. Benítez y él llamaron a la puerta del templo que guarda a los mejores futbolistas de la historia del Granada: los Porta, Barrios, De la Cruz, Lasa... Tal vez no se le pueda pedir más al Elche, que llegó adonde nadie podía ni imaginar, dada la escasez de sus recursos comparados con los otros aspirantes. A Bordalás, sin embargo, le acomapañará la fatalidad de las promociones de ascenso: ya perdió dos a Segunda con el Alcoyano y el Alicante. Esta ha sido la tercera.

ELCHE 1 - GRANADA 1

Elche: Jaime; Carpio, Samuel, Pelegrín (Héctor Verdés, m. 85), Edu Albácar; Matecón; Xumetra, Kike Mateo (Palanca, m. 54), Generelo, Cristóbal (Perera, m. 64); Ángel. No utilizados: Leandro; Santos, Accari y Francisco Fernández.

Granada: Roberto; Nyom, Í. López, Mainz, Siqueira (Rubén, m. 85); Abel, Mikel Rico; Collantes (Óscar Pérez, m. 79), Orellana, D. Benítez; Ighalo (Geijo, m. 71). No utilizados: José Juan; Lucena, Mensah y Carlos Calvo.

Goles: 0-1. M. 29. Ighalo. 1-1. M. 80. Xumetra.

Árbitro: Miranda. Amonestó a Pelegrín, Xumetra, Accari, Matecón, Roberto, Albácar y López. Expulsó a Fabri, técnico del Granada

34.000 espectadores en el Martínez Valero. Resultado global: 1-1. Sube el Granada por el valor doble de los goles fuera.

Descargada gran cantidad de adrenalina en los minutos iniciales, llegó la hora del juego. Dani Benítez, por ejemplo. Al interior izquierdo de la cantera del Mallorca, de 24 años, le bastó un simple toque con la zurda, de primeras, para plasmar todo su talento. Un pase raso y profundo que traspasó todas las líneas defensivas ilicitanas. Y puso a prueba la capacidad de Ighalo en el uno contra uno. Mientras el Martínez Valero contenía la respiración, el delantero nigeriano fue salvando uno a uno todos los obstáculos, primero al portero, después a un par de defensas, con prisa pero sin precipitarse, buscando el camino justo para enviar definitivamente el balón al palo más alejado de Jaime. Los chicos de Fabri enloquecieron en la celebración del gol, conscientes de que lo más difícil estaba hecho, y se dirigieron hacia el millar de sus aficionados arracimados en un pico del Martínez Valero.

El gol enfrió un estadio dispuesto a dejarse el alma para apoyar al Elche. Este reaccionó con la rabia que le ha acompañado hasta tan lejos. Y el centro enroscado del zurdo Edu Albácar, a pie cambiado, encontró un remate de cabeza y, tras el rechazo del portero, Roberto, un gol a bocajarro de Generelo anulado por supuesto fuera de juego.

El conjunto de Bordalás quiso llevar la iniciativa, aun sabiendo que el Granada es especialmente mortal a la contra, en la que explota la velocidad de Orellana, Collantes e Ighalo. Tan sobreexcitado, al Elche le sobró precipitación y le faltó pausa en el centro del campo. Quien podía dársela, David Sánchez, ni siquiera había entrado en la convocatoria. "Con la ilusión que yo tenía...", suspiró.

Acostumbrado a sufrir y a que le dieran siempre por muerto antes de tiempo, el Elche reapareció del descanso con la misma intensidad del principio. Imprimió mucho ritmo y confió en una acción que encendiera de nuevo el Martínez Valero. A punto estuvo en un remate de chilena de Angel. El Granada prefirió resistir la embestida y enviar a Dani Benítez a explorar el ataque. Allí le acompañó el lateral brasileño Siqueira, otra izquierda exquisita, propiedad del Udinese, lo mismo que Benítez y otros cuatro de los titulares del conjunto de Fabri. El gol de Xumetra no evitó que lograran su objetivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de junio de 2011