Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vivienda sufre la mayor caída de precios desde el inicio de la crisis

Parón en la venta y descenso más pronunciado en los precios. Los peores augurios que se cernían sobre el sector inmobiliario se han hecho realidad. Tras cuatro años de crisis, la retirada de los estímulos fiscales -subida del IVA a mediados de año y retirada de la desgravación por compra para las rentas superiores a 24.000 euros- han terminado de dar la puntilla a un mercado que ya estaba en horas bajas.

El miniboom que vivió el sector a finales del año pasado propició un aumento en la venta de viviendas respecto a 2009 de casi el 7%, después de dos años aciagos. Pero, según los datos publicados por Fomento la semana pasada, las compraventas de enero a marzo cayeron un 30% respecto al mismo periodo del año pasado. Y hasta un 50% si se compara este trimestre con el último del año pasado.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) echó ayer más sal sobre la herida. Porque, según sus cálculos, los precios de los pisos cayeron en el trimestre un 3,5%, el descenso más importante desde que comenzó a elaborar esta estadística en 2007, justo cuando la crisis inmobiliaria irrumpió en la economía española. Solo a finales de 2008 se alcanzó un nivel similar, pero no llegó al actual. La protagonista del desplome es la vivienda de segunda mano, que se abarató entre enero y marzo un 5,6%, una caída inédita en los datos del INE. La caída anual alcanza el 4,1%, dos puntos básicos inferior a la del trimestre anterior.

Por si fuera poco, el Banco de España augura nuevas caídas en el informe anual que divulgó ayer. El responsable de su servicio de estudios, José Luis Malo de Molina, ya había adelantado a principios de mes que el ajuste de precios continuaría hasta finales de 2012, o incluso, principios de 2013. El supervisor añade ahora que el descenso desde 2007 hasta 2012 podría llegar hasta el 25% en términos reales. Desde el punto álgido del ciclo hasta el primer trimestre de este año las casas acumulan una caída del 20% real (es decir, un 15% en términos nominales).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de junio de 2011