Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSPV y Compromís censuran el encargo del hospital de Haití

"Es una enorme irresponsabilidad" y "una decisión incomprensible". Tanto el PSPV, por boca de su diputada Clara Tirado, como Compromís, a través de Mireia Mollà, cargaron ayer contra la decisión de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía de encargar a Esperanza sin Fronteras (ESF) la construcción de un hospital en Haití por cuatro millones de euros mediante un concurso.

ESF "es una ONG investigada por parte de la Fiscalía Anticorrupción" en relación con una presunta trama de desvío de fondos de cooperación, recordó Tirado. "Siguen las prácticas oscuras y sospechosas en el departamento de Rafael Blasco", añadió. La decisión de conceder la subvención a esta entidad "solo tiene una explicación: desviar dinero a ONG afines a través de chanchullos vinculados a sus amigos y excluir a ONG serias con trayectorias consolidadas a lo largo de los últimos años". La diputada socialista insistió en que desde su partido seguirán "protegiendo a los cooperantes de la Comunidad Valenciana frente a las prácticas mafiosas y oscuras", en referencia a las decisiones de la consejería.

Esperanza sin Fronteras niega formar parte de "cualquier trama"

Mireia Mollà censuró la "opacidad" de la consejería en la concesión de la ayuda. A pesar de que la decisión se tomó en una reunión del Consell hace dos semanas, no se hizo pública. "¿Por qué? Para no tener que dar explicaciones", respondió la diputada de Compromís. Mollà añadió que es "totalmente incompatible" que ESF, "como ONG vinculada a un entramado investigado por Anticorrupción desarrolle" un proyecto "que tiene mucho de oscuro y poco de solidario".

Ambas recordaron que otras organizaciones que también están bajo la lupa de la fiscalía -gracias a denuncias planteadas por las dos diputadas- se han beneficiado de este mismo proyecto. Es el caso de la Fundación Solidaria Hemisferio, que recibió 177.779,19 euros recaudados por la Generalitat de donaciones de los valencianos tras el terremoto de Haití, para realizar trabajos previos a la construcción del centro sanitario.

Hemisferio fue la ONG inicialmente elegida por la Generalitat para construir el hospital, para lo que contactó con una empresa de Miami. Más tarde, el departamento de Blasco decidió sacar a concurso el proyecto, que finalmente ha recaído en ESF. Curiosamente, esta entidad ha anunciado que el hospital tendrá una estructura modular cuyo material será transportado desde Miami. "Es todo una operación de maquillaje orquestada por Blasco", declaró Mollà.

Un portavoz de Esperanza sin Fronteras señaló ayer a este diario que la entidad "no tiene constancia de que haya sido denunciada". Además, en un comunicado declara su "total desvinculación de cualquier trama relacionada con la cooperación" y niega "cualquier trato de favor por parte de la Generalitat". Respecto a las dudas que ha despertado el proyecto en círculos de la cooperación valenciana, ESF "garantiza la viabilidad" de la iniciativa "consiguiendo donantes que aportan financiación necesaria". También cuenta "con la logística necesaria para la construcción de este tipo de hospitales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2011