Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ZUBIN MEHTA | Director de orquesta

"Rita Barberá es una valkiria"

Pregunta. ¿Estudiar con los jesuitas en Bombay le dejó secuelas irreparables?

Respuesta. Eran todos catalanes, con un sistema de educación muy duro, en inglés. Estuve allí 11 años, y no intentaron transformarnos ni convertirnos. En clase éramos 40 chicos, de siete religiones, entre ellas la católica.

P. ¿Tras esos 11 años fue cuando dijo: "Me haría judío si la operación no fuese dolorosa"?

R. Fue solo un comentario, por mi proximidad a Israel y porque muchos de mis amigos, no solo músicos, son judíos.

P. Ahora dice ser valenciano y florentino. ¿Qué le extirparon para llegar a valenciano?

R. Yo soy indio, florentino, valenciano, californiano... No he tenido que operarme para ser de Valencia.

P. De joven ganó el Premio Internacional de Dirección en Liverpool. ¿Le hubiera gustado ser uno de los Beatles?

R. Pasé por Liverpool en el 58, antes que los Beatles. Una vez se lo dije a Paul McCartney: yo estaba allí antes de que tú empezaras.

P. Con un hijo productor de pop, ¿cambiaría la batuta por la guitarra eléctrica?

R. ¿Yo? No. A mí no me gusta la música pop, salvo el jazz. Y el rap. El rock, no mucho. A mis nietos sí les gusta. El mayor tiene 27 años. Yo, ya 75.

P. Pues no lo parece. A ver si para ser valenciano se ha hecho usted un lifting.

R. No. Aunque algunos dicen que me tiño el pelo.

P. Creía que, al ser tan amigo de Sofía Loren, le habría recomendado a su cirujano plástico.

R. ¿Sofía Loren operada? Nooo. Nooo. Es una gran mujer.

P. Se inventó a los Tres Tenores. ¿Con qué políticos haría un trío parecido?

R. Con Obama, Felipe González y el actual primer ministro indio, Manmohan Singh, que me gusta muchísimo.

P. Parafraseando la copla, ¿cómo se pueden dirigir tres orquestas a la vez y no estar loco?

R. Pues llevo 150 años con ellas, 50 con cada una. En la Orquesta de Israel soy el jefe. En las de Berlín y Viena, invitado. He aprendido mucho de las tres.

P. ¿Interpretar a Wagner...?

R. ¿Cuándo hablamos de que Madrid no ayuda al Palau de les Arts y sí a Bilbao, o a La Maestranza? Esto no es normal. Castigan a Valencia porque ha votado al PP.

P. ¿Interpretar a Wagner en Israel es lo más osado que ha hecho en su vida?

R. Más atrevido fue tocar en Sarajevo en el 94, con los serbios disparando antes y después del concierto.

P. ¿Le ha sido rentable apoyarse en el lobby judío?

R. Llevo 50 años yendo a Israel, y tengo allí muchos amigos. Desgraciadamente, estoy en total desacuerdo con su actual Gobierno.

P. Conoce bien a Francisco Camps. Dada su peripecia judicial, ¿cree que la técnica musical que más le va es el rubato?

R. Sé de su situación, pero no suficientemente, y prefiero no opinar. Es cien por cien amigo del Palau, pero nos ha reducido el presupuesto de 32 millones a 18

por la situación económica. Le he dicho que nos diese el 2% de los ingresos de la fórmula 1. O de las naranjas. Se rio.

P. ¿Dónde coloca su inteligencia, de cero a 10?

R. En cero [ríe].

P. "Soy indio del pasaporte al estómago". ¿Todo curry, nada paella?

R. La paella es muy parecida a un plato indio, pero el arroz allí es de otra calidad. Intenté convencer a un cocinero español de que me hiciera una paella con arroz basmati, y no quiso.

P. Con su querido Anillo wagneriano, busque en España El oro del Rin, la Valkiria, Sigfrido y El ocaso de los dioses.

R. No sé...

P. ¿Cómo vería a Rita Barberá de valkiria?

R. ¡Rita Barberá es una valkiria! [Carcajada]. Lo mejor que le ha pasado a Valencia es Rita. La quiero. Sigfrido podría ser el Rey; espero que la situación en España no sea el ocaso de los dioses; y el oro de Valencia son las naranjas.

P. De Wagner solo le queda por dirigir Parsifal. ¿No le interesa buscar el Santo Grial o es que ya lo ha encontrado?

R. La felicidad no me ha llegado todavía. Pero tengo mucha paciencia. Dirigiré Parsifal en 2013.

P. ¿Con qué músico del pasado le gustaría hablar?

R. Con Mozart. Es una ilusión, pero siento que le conozco personalmente.

P. ¿Se disfrazaría de señora para salvar a su mujer, como Fidelio en sentido contrario?

R. ¿Con vestidos de mujer? [Ríe]. Haría de todo por salvar a mi mujer. Pero ponerme una peluca, no.

P. ¿Ha sido un crack con las señoras?

R. Creo que deberíamos acabar la entrevista aquí.

P. ¿Qué es lo más canalla de su biografía?

R. La escribí para mostrar mi experiencia y que las nuevas generaciones pudieran aprender de ella, porque en mi vida anterior no solo he cometido errores musicales, sino también personales.

P. Intuyo que se ha reencarnado.

R. Crecí con esa creencia. En India no puedes escapar de ella. Aunque en mi religión no creemos en eso, lo tomamos de los hindúes.

P. ¿Qué era en su vida anterior?

R. En mi imaginación, creo que me moví en varias direcciones. Pero en la próxima vida estoy seguro de que volveré a ser músico. Y espero que mejor.

Perfil

Con 75 años, 50 de profesión, y cuatro hijos, preside el Festival del Mediterrani, y dice que los españoles le encantan. De la comida, salva el marisco y condena la ternera: "Hay que comerla en Austria, Suiza o Italia. Aquí lo he intentado, pero no es lo mismo". Es capaz de empezar siete minutos tarde un concierto por estar viendo a Nadal

en la final de Roland Garros. En su camerino no faltan

ni el chocolate ni las guindillas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 2011

Más información