El reparto del poder municipal

Los indignados protestan ante los nuevos equipos municipales

"¡Que no, que no, que no nos representan!". Un millar de manifestantes convocados por el movimiento 15-M se concentró ayer en Madrid en las inmediaciones de la plaza de la Villa, donde se celebraba la sesión de investidura del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. No fueron los únicos. En más de medio centenar de ciudades -como Barcelona, Sevilla, Burgos, Palma de Mallorca o Valencia- los indignados se acercaron a la toma de posesión de los alcaldes y concejales recién elegidos para protestar contra la clase política con caceroladas. En Madrid la policía actuó con contundencia. Los agentes dispersaron, en algunos momentos con violencia (a patadas, puñetazos y empujones), a los manifestantes.

Más información

La policía había bloqueado todos los accesos a la Plaza de la Villa, pero no la parte trasera en la que se sitúa la entrada del aparcamiento. Allí, una treintena de concentrados se sentaron para bloquear la salida. Los antidisturbios trataron entonces de desalojarlos y se lanzaron a patadas contra los manifestantes. En el momento de la salida de los coches oficiales se produjeron los momentos de mayor tensión. Algunos concentrados arrojaron botellas de plástico contra los vehículos y la policía volvió a intervenir.

Después, los indignados se dirigieron hacia Cibeles, donde está la nueva sede del Consistorio, y cortaron el tráfico en el tramo entre la fuente y las puertas del Ayuntamiento.

Fuentes del Ministerio del Interior y del Ayuntamiento de Madrid aseguran que no hubo violencia y afirman que en el parte de incidencias no figura ningún herido. El Samur explicó que atendió a tres muy leves -dos con un golpe, uno con una torcedura de tobillo-, que fueron dados de alta.

En Salamanca, los acampados en la Plaza de la Constitución denunciaron una carga de la policía municipal que se saldó la noche del viernes con cinco heridos, uno de ellos con una posible fractura en la nariz. La policía local de la ciudad reconoció el enfrentamiento y lo calificó de "rifirrafe".

En Burgos dos personas fueron arrestadas en la protesta ante el Ayuntamiento. Fuentes de la Policía Nacional aseguran que uno de ellos propinó un golpe en la espalda a un agente, mientras que otro fue detenido por sacar fotografías a los policías, según testigos. Tres indignados fueron detenidos en Palma por trepar hasta el balcón del Ayuntamiento. En Vitoria dos jóvenes fueron detenidos por desobediencia a la autoridad e intento de agresión y otros tres por insultos. El movimiento del 15-M en Vitoria se desvinculó minutos después de este grupo.

Un grupo de indignados protesta ante  la policía en la plaza del Ayuntamiento de Valencia.
Un grupo de indignados protesta ante la policía en la plaza del Ayuntamiento de Valencia.TANIA CASTRO

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de junio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50