Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una despedida con críticas a la "demagogia" de los coches oficiales

El último Pleno sirve de emotivo homenaje a los ediles salientes

Con una encendida defensa del trabajo político, y alguna reflexión sobre los intentos "populistas" de recortar sus medios o variar sus métodos, se cerraron ayer cuatro años de mandato municipal. Fue un Pleno postrero, a dos días de que se constituya el nuevo Ayuntamiento, que obró de trámite administrativo y, como es tradicional, para que los ediles salientes (17 de 57) se despidieran.

Lo hicieron con mucha emoción, la elegancia del esgrimista (no exenta de ironía, pero lejos de la bronca dialéctica acostumbrada), y cerrando filas ante "las dudas y sospechas" sobre su labor. La lucha partidista apenas asomó. En el retrovisor, sobre todo la polvareda aún por asentar sobre coches oficiales y asesores, que levantó la semana pasada UPyD.

"No hay democracia sin partidos, y estos precisan de medios"

Daniel Morcillo (el único de los cinco ediles de IU que no repite) criticó "la demagogia" que considera que hay en este debate. Más enérgica, Isabel Vilallonga (una de los 12 del PSM, sobre 18, que no siguen) denunció "una campaña contra la clase política con fines electoralistas" por parte del "populismo reaccionario".

En su opinión, el intento de "instrumentalizar" esta cuestión es un "golpe bajo que no tiene ningún futuro" pero daña "la noble labor política". Su compañero Óscar Iglesias añadió: "Es más fácil ser populistas, pero no hay democracia sin partidos, y estos precisan de medios para conseguir sus fines. Si no, mandarían los poderes económicos, como siempre".

De los cuatro concejales del PP que no repetirán (de 34), tomó la palabra Íñigo Henríquez de Luna, elegido portavoz en la Asamblea regional "cinco minutos" después de que un juez retirara su imputación por presunta corrupción. Defendió su inocencia e instó al PSOE a retirar la acusación que pesa aún sobre funcionarios municipales. Respecto al 15-M, reflexionó: "Se equivocan, la única democracia real es la representativa. Pero hay una demanda social para que las cosas cambien; podemos hacer mucho". Él abogó por la elección directa del alcalde y los presidentes de distrito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 2011