Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP aprovecha la crisis del pepino para arremeter contra los socialistas

"Se acabó el mito alemán, para nada son perfectos", dice Clara Aguilera

La crisis del pepino y las cuantiosas pérdidas económicas que va a ocasionar a la huerta andaluza no escaparon ayer del enfrentamiento político por parte del Partido Popular. Su portavoz, Esperanza Oña, acusó al Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de ser el responsable de la ruina económica a la que se enfrenta el sector, cuando la falsa alarma sobre los productos españoles partió de las autoridades alemanas. Oña culpó a José Luis Rodríguez Zapatero de no saber defender a España en el exterior, al contrario que los Ejecutivos de Aznar, según ella.

"La que prendió la mecha fue una senadora socialista", dijo la popular casi escupiendo la palabra socialista, lo que le sirvió para argumentar que los miembros de ese partido hacen "daño dentro y fuera" de España.

El tono de la intervención de la diputada popular no dejó de sorprender. Se produjo durante la comparecencia de la consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, en el pleno del Parlamento andaluz, donde explicó los pasos del Gobierno andaluz desde que el 26 de mayo la responsable de sanidad de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, implicase a unas partidas de pepinos andaluces de estar contaminados con la bacteria Escherichia Coli, causante de la muerte, por ahora, de 25 personas.

En su primera intervención, Aguilera pidió la "unión" de los tres grupos parlamentarios en "la defensa de los intereses del sector hortofrutícola andaluz, por encima de otras cuestiones". La consejera no ocultó su enfado por la mal llamada crisis del pepino que ha ocasionado pérdidas multimillonarias a la huerta andaluza en la que trabajan unas 70.000 personas y consideró "totalmente insuficiente" la ayuda de 210 millones de euros para los productores afectados. No obstante, la consejera no dio cifras de a cuánto deben ascender las indemnizaciones. "Se acabó el mito alemán, para nada son perfectos", dijo Aguilera, quien criticó que la alerta se hubiera lanzado "sin ningún rigor, sin base científica, sin seguir los protocolos" establecidos para estos casos y de "manera temeraria".

Quien sí cuantificó las ayudas fue el diputado de Izquierda Unida Juan Manuel Sánchez Gordillo. "De mil millones para arriba, menos de eso no se puede aceptar", aseveró. El dirigente jornalero sostuvo que Alemania ha practicado "terrorismo comercial" y pidió "responsabilidad criminal" a "doña Cornelia", en alusión a la responsable de Hamburgo.

Gordillo elogió la reacción "rápida y valiente" de la consejera andaluza, frente a la "lenta y torpe de doña Rosita Aguilar", actual ministra de Medio Rural y excompañera de partido del singular alcalde de Marinaleda.

"No me interesa la confrontación política en este asunto", replicó Clara Aguilera a Oña, quien sí afeó al presidente del PP, Javier Arenas, sus comentarios "de muy mal gusto" sobre ella por la fotografía en la que aparece comiendo un pepino recién cogido de la mata en un invernadero de Almería. "Bienvenido al mundo del pepino, señor Arenas", le dijo Aguilera, quien pidió al PP que "deje atrás la confrontación ante un problema que afecta a muchas personas". "Tenemos un problema y es que la crisis sanitaria no se ha cortado", añadió la consejera, quien terminó con una petición: "Échenos una mano en solucionar esta situación, porque hay que estar a la altura de las circunstancias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 2011