Bronca a Font de Mora en Vila-real

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, fue recibido ayer con una pitada en Vila-real, su localidad natal, después de inaugurar la biblioteca todavía sin libros (hasta julio) del municipio. Silbatos, trompetas, pancartas y gritos de dimisión para reprochar la situación de la educación pública y la supresión de la línea en valenciano.

Sonriente, Font de Mora, al que le queda poco al frente de Educación, inició un carrusel de inauguraciones en su municipio, aprovechando que el alcalde en funciones, Juan José Rubert (también del PP) todavía no ha cedido la vara de mando al socialista José Benlloch, tras el acuerdo del cuatripartido.

En este frenesí, Font de Mora llegó a descubrir hasta dos placas conmemorativas con su nombre inscrito. La que ayer colocó en la fachada del remodelado colegio Cervantes, después de cuatro años en barracones, deja constancia de que allí estudió el consejero: "Fue inaugurado siendo consejero Alejandro Font de Mora, exalumno del Cervantes". El lunes más, porque antes de abandonar la cartera, el responsable de Educación volverá a Vila-real para inaugurar el Centro de Tecnificación Deportiva.

Alejandro Font de Mora fue recibido con pancartas, pitos y abucheos después de inaugurar una biblioteca, ayer en Vila-real.
Alejandro Font de Mora fue recibido con pancartas, pitos y abucheos después de inaugurar una biblioteca, ayer en Vila-real.ÀNGEL SÁNCHEZ
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS