Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rehn dice ante inversores de EE UU que España se ha desmarcado

El comisario europeo de Asuntos Monetarios, Olli Rehn, retiró ayer a España del grupo de los PIGS, la sigla que utiliza Wall Street para señalar a los países de la periferia europea atrapados en la crisis de la deuda soberana. Y lo hizo en Nueva York, ante la presencia de inversores como George Soros. También reiteró que no se contempla como opción que Grecia reestructure su deuda.

Rehn explicó, en un coloquio en el Council on Foreign Relations, que durante los últimos dos meses España logró "desmarcarse" de Grecia, Irlanda y Portugal. E invitó a los asistentes a que vean el comportamiento de sus bonos. "Esto muestra que fue capaz de convencer al público y a los participantes del mercado de que puede afrontar los desafíos", señaló.

Comentó que las reformas del Gobierno español en materia de pensiones y en el mercado laboral son "ambiciosas". También calificó de "creíble" el plan para reestructurar las cajas. Por todo esto, considera que España "está en el camino adecuado". Eso sí, la incógnita está en ver cómo se da continuidad tras las elecciones del 22-M.

Rehn quiso de esta manera "aclarar cualquier malentendido" sobre los planes en curso en Europa para afrontar la tensión que se vive en los mercados de deuda soberanos y la fragilidad del sector bancario. El comisario está convencido de que las próximas semanas "marcarán el principio del fin de la crisis". "Junio será crítico", con referencia a la situación de Grecia.

La reestructuración de la deuda griega "no es una opción y no veo cómo podría beneficiarle", remachó, a la vez que explicó que el impacto sería "muy negativo" para el conjunto del sistema financiero y la economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 2011