Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres del campo podrán ser cotitulares de la explotación familiar

Las mujeres rurales podrán figurar como cotitulares, junto a su pareja, de la explotación agraria o ganadera que ambos gestionen como negocio familiar. Hasta ahora, el titular era único y la inercia patriarcal es la responsable de que en el 71% de los casos recayera en el hombre. El proyecto de ley de Cotitularidad Compartida, aprobado ayer en el Consejo de Ministros, pretende dar visibilidad al trabajo de la mujer en el campo y hacerla partícipe de los reconocimientos jurídicos y económicos que se deriven de su actividad. El 82% de estas mujeres trabajan en calidad de cónyuges e hijas.

Se reconoce por igual a los matrimonios o uniones de hecho. Las subvenciones que reciba la pareja estarán repartidas al 50%, así como los rendimientos de la explotación. Se puede optar para la cotitularidad por la creación de una sociedad de responsabilidad limitada o de una unidad económica sin personalidad jurídica. O bien por el reconocimiento de los derechos económicos generados por el trabajo. El Gobierno calcula que unas 100.000 mujeres pueden beneficiarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de mayo de 2011