Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:REGAL BARCELONA 86 - CAJA LABORAL 71 | BALONCESTO | Semifinales de la Liga ACB

Lorbek inflama al Barça

El esloveno, espléndido, decanta el primer partido ante un compacto Caja Laboral

Como un chorro de aire fresco, una receta magistral, la llama que prende la mecha. Así se mostró Erazem Lorbek. El pívot esloveno cargó con el equipo a la espalda cuando peor lo estaba pasando. Si el Regal Barcelona ganó el trepidante primer partido de la semifinal ante el Caja Laboral se lo debe a él. Sostuvo a los suyos cuando el Caja Laboral apretó más las cuerdas con un ritmo vivísimo que aprovecharon sobre todo sus hombres más altos, pero no por ello menos atléticos, y también muy veloces. Y con buena mano: Teletovic y Barac.

El Caja Laboral dominó casi toda la primera parte (30-38 fue su máxima ventaja) con unos porcentajes de acierto sobresalientes, favorecidos por esa velocidad en el juego que le costó frenar a la defensa del Barcelona, desajustada por los sincronizados bloqueos y dos contra dos entre el cuello de la botella y la línea de tres. Anderson las veía cuadradas, a Navarro le costaba desbordar a Oleson y San Emeterio y de Ricky había pocas noticias. Pero Lorbek mantuvo el tipo. Con sus acciones desequilibrantes, gracias a sus movimientos de pies en la pintura o a su habilidad para buscar y anotar triples, el Barcelona logró alcanzar el descanso en pie de igualdad (40-41). A partir de ahí, de nuevo con dos triples consecutivos de Lorbek, tomó la primera ventaja (52-47). El esloveno y una acertada puesta en escena de Ndong contagiaron a Navarro, que anotó un tercer triple, y también a Anderson, que empezó a meter todos los tiros que antes se le habían salido.

REGAL BARCELONA 86 - CAJA LABORAL 71

Regal Barcelona: Sada (6), Navarro (17), Anderson (17), Lorbek (17) y Perovic (4) -equipo inicial-; Ricky Rubio (0), Vázquez (3), Ingles (0), Ndong (17), Morris (3) y Grimau (2).

Caja Laboral: Marcelino Huertas (17), Oleson (0), San Emeterio (2), Teletovic (23) y Barac (17) -equipo inicial-; Ribas (5), Palacio (0), Logan (3), Batista (4) y Dragicevic (0).

Árbitros: Hierrezuelo, Redondo y Araña.

Unos 6.500 espectadores en el Palau Blaugrana.

4º CUARTO 14-10

3º CUARTO 32-20

2º CUARTO 22-22

1º CUARTO 18-19

La réplica del Caja Laboral quedó entonces muy por debajo de lo requerido por un Barça que metió la directa. Y cuando eso sucede, los partidos adquieren otra dimensión. Es como si, de repente, se elevaran a un nivel estratosférico, en el que un base como Sada, que mide 1,90 metros, es capaz de marcarse un alley oop como si tal cosa o de poner un tapón a Barac, que mide 27 centímetros más. O bien otro base, Ricky Rubio, pese a que sigue lejos de encontrar su mejor nivel de juego, es capaz de levantar sus biorritmos, y también los de la grada, con una preciosa asistencia a Ndong por la espalda. Él es el Barça de las grandes ocasiones, las de la Euroliga de la temporada pasada, claro, o las de la Copa, no el que deambuló entre medias o el que perdió la final de la anterior Liga. Entonces, el Caja Laboral supo domarlo. Esta vez se antoja que le resultará mucho más difícil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de mayo de 2011