Sonia Castedo asume la historia

La alcaldesa de Alicante incluye la palabra "fascista" en una placa

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del PP, asumió ayer la historia y aceptó la petición de la Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica, que exigía que en el Mercado Central, donde el 25 de mayo de 1938 fallecieron más de 300 personas, una placa conmemorativa recordara a las víctimas del "bombardeo de la aviación fascista". La reticencia de Castedo a colocar el adjetivo "fascista" provocó el año pasado una intensa polémica. Ayer, la alcaldesa aclaró que ellos solo se opusieron a las "imposiciones, y que hay que ceñirse a la historia y los datos".

La regidora recordó que "los muertos no son de nadie, no son propiedad de nadie", tras descubrir una placa en la Plaza 25 de mayo, situada en la parte trasera del Mercado Central. En su parlamento, Castedo calificó la masacre de "cicatriz inolvidable y herida abierta" fruto de una contienda que "jamás nos debía haber separado". La alcaldesa dijo que las 300 víctimas mortales del bombardeo "no entienden de polémicas estériles" y por eso anunció que en esta céntrica y concurrida plaza el Ayuntamiento alzará un monumento "sin préstamos ni ataduras, para demostrar que los alicantinos estamos orgullosos de nuestros antepasados". Y concluyó: "Basta ya de amnesia, de silencios y de confrontación, hemos roto las barreras del olvido para venerar su memoria". La alcaldesa brindó "una ofrenda perpetua capaz de recordar males pasados para evitar tropezar de nuevo". La Comisión calificó la iniciativa de Castedo como "un simple cambio de imagen".Castedo además anunció ante los periodistas que el Ayuntamiento está trabajando en el diseño de un monumento en la plaza del Mercado, en el que "las manos tendrán un gran protagonismo", para honrar a las víctimas y a los supervivientes del bombardeo. Pero será diferente al que mediante un concurso de ideas propuso la Comisión Cívica.

Y sobre las otras demandas del colectivo cívico, la alcaldesa admitió que también se está trabajando. En la zona de la Goteta, donde fueron detenidos cientos republicanos en el campo de refugiados de los Almendros, está previsto hacer un parque público, pero tampoco será el que se diseñó por parte de la Comisión, y sobre el memorial previsto en el puerto, desde donde zarpó hacia el exilio el buque Stanbrook, admitió: "Hay que negociar con la autoridad portuaria y otras Administraciones, pero también queremos que no se olvide", dijo Castedo, que abogó por demostrar entre todos que "hemos roto definitivamente las barreras de la indiferencia, de la ignorancia y del olvido".

Lavado de imagen

Los miembros de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica no tenían noticias del acto oficial de la alcaldesa, y será el próximo sábado cuando rindan un homenaje, con una ofrenda de flores, a las víctimas. Fernando Tribes, uno de los miembros de la Comisión, evitó calificar de "cambio de actitud" lo que hizo ayer la edil recién elegida. "Es un lavado de imagen, llevamos siete años luchando y no han hecho caso, y ahora pretende apuntarse el tanto", comentó. Tribes lamentó que el Ayuntamiento no haya aceptado ninguno de los proyectos de la Comisión, pese a que estaban muy avanzados. "Los técnicos del Ayuntamiento llegaron a colaborar, y ahora hablan de otros proyectos diferentes", se lamentó Tribes, quien recriminó a la alcaldesa que haya dedicado una calle al buque Stanbrook en el barrio de María Auxiliadora "que no tiene ni vecinos; debería, si tanto interés tiene por honrar a los republicanos, colocar esa calle cerca del puerto o en una zona más concurrida", agregó.

El 25 de mayo de 1938 nueve aviones del Ejército italiano arrojaron 90 bombas sobre el Mercado Central, justo cuando llegaba una remesa especial de sardinas, lo que había congregado a centenares de vecinos en busca de alimentos. "Y evidentemente fueron aviones fascistas italianos a la orden de Franco, no estaban de vacaciones", recordó Tribes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Sonia Castedo, ayer, tras descubrir la placa en recuerdo del bombardeo del mercado de Alicante.
Sonia Castedo, ayer, tras descubrir la placa en recuerdo del bombardeo del mercado de Alicante.JOAQUÍN DE HARO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS