Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rector de Sevilla condena la detención de un profesor

El docente fue arrestado durante una protesta laboral

La Universidad de Sevilla (US) condenó ayer la actuación de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que el martes detuvieron a un profesor mientras participaba en una concentración de docentes interinos en el recinto del Rectorado. El rector, Joaquín Luque, difundió ayer un comunicado en el que califica los hechos de "graves incidentes" y expresa su "más enérgica repulsa por la intervención policial".

Las versiones de lo ocurrido que han dado por ahora la policía y el profesor coinciden al inicio, pero difieren al final. El docente, Joaquín Benavides, profesor titular de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática, participaba en la concentración en solidaridad con sus compañeros interinos. Benavides estaba grabando la protesta con una cámara y la policía estaba fuera del edificio. Pero en un momento dado, los agentes entraron y, según compañeros de Benavides, empezaron a identificar a los asistentes. La policía se acercó al profesor y le pidió que le entregara la cámara, a lo que éste se negó. El docente, según fuentes de la US, intentó refugiarse en el interior del Rectorado y la policía le detuvo.

Los agentes llevaron al profesor a la sede de la jefatura policial y, tras tomarle declaración, le dejaron en libertad. El rector aseguró ayer que la Universidad de Sevilla "ni informó a las Fuerzas de Seguridad de la concentración ni mucho menos solicitó la presencia de la policía en el interior del recinto universitario". Fuentes de la US señalaron que la policía ha explicado que acude a todas las concentraciones en previsión de que puedan surgir incidentes. Lo que, por ahora, no han aclarado los agentes es por qué entraron en el recinto universitario, en el que la ley solo les faculta para intervenir si lo pide el rector, si existe una orden judicial o si los agentes tienen constancia de que se está cometiendo un delito flagrante. "No se daba ninguno de estos tres requisitos", sostiene un portavoz de la US.

Según explicó el rector, tras conocer lo ocurrido, un miembro de su equipo contactó con la policía para comunicarle la "reiterada exigencia" de la Universidad de que los agentes no traspasen la verja del Rectorado si no hay "causa grave" que lo justifique. "Se deduce claramente que la intervención policial fue injustificada y desmesurada", afirma Luque.

El rector habló el martes y ayer por la mañana con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, para pedir explicaciones de lo ocurrido. La Subdelegación, por su parte, ha encargado a la policía que detalle los hechos en un informe, según fuentes de este departamento.

El profesor se ha dado de baja por ansiedad y tanto él como el SAT estudian denunciar la actuación policial, explicó Jesús Castillo, delegado sindical del SAT en la Universidad de Sevilla. El sindicato ha convocado para hoy una "grabación-protesta" en la puerta del Rectorado a la que ha invitado a toda la comunidad universitaria para que acuda con una cámara y haga "lo mismo que hacía ayer el profesor cuando fue detenido por la policía: hacer fotos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de mayo de 2011