El PP acusa a los extranjeros de reintroducir enfermedades en España

Los dos principales dirigentes del PP en Cataluña -la presidenta del partido, Alicia Sánchez Camacho, y el candidato a la alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández Díaz- acusaron ayer a los inmigrantes de reintroducir en España "enfermedades que ya estaban erradicadas".

Todo comenzó el jueves, cuando Pau Fernández, candidato popular en Tortosa. "Muchos inmigrantes, cuando llegan aquí, están infectados con tuberculosis, sarampión o enfermedades que en España han sido erradicadas y tenemos que seguir un control para no incrementar el coste sanitario que puedan suponer después", afirmó en una tertulia en la Cadena Ser. Con este argumento, Fernández quiso justificar un examen médico previo al empadronamiento.

El candidato por Barcelona, Alberto Fernández Díaz, y la presidenta del partido, Alicia Sánchez-Camacho, se sumaron ayer al nuevo flanco contra los inmigrantes. Durante la presentación de su programa en salud, Fernández Díaz hizo referencia a las declaraciones de su compañero de Tortosa. El candidato dijo desconocer los detalles de las declaraciones, pero se la jugó. "De la misma forma que cuando visitamos determinados países tenemos que vacunarnos, pues a lo mejor tendremos que mirar otras cosas [respecto a quienes nos visitan]", aseguró. A continuación, añadió que "enfermedades que estaban erradicadas han reaparecido traídas por los inmigrantes". El mismo mensaje fue lanzado en Salt por la líder popular en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho.

Informes médicos

Ningún estudio médico, tampoco los citados por los dirigentes populares, avala sus afirmaciones, informa Oriol Güell. Los inmigrantes no han reintroducido en España enfermedades sencillamente porque ninguna de las citadas por el PP había sido erradicada. La que más cerca estuvo de serlo, el sarampión, resurgió con fuerza en España en 2006 a partir de adolescentes de familias que rechazan las vacunas, según varios informes especializados.

La ONG SOS Racismo rechazó mediante un comunicado las declaraciones de los ejecutivos del PP catalán y recordó que "no todo se vale en una campaña electoral" y que "hay un límite para todos los partidos, independientemente de su ideología, y ese límite es el respeto a los derechos humanos". La organización le recordó al PP que "no es un partido principiante" y que es "consciente de lo que dice y por qué lo dice".

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS