Análisis:La salida de la crisis
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Superando expectativas

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado el PIB preliminar del primer trimestre y la economía ha crecido un 0,3% trimestral y un 0,8% anual. La tasa anualizada, como la publican en Estados Unidos, crece entre el 1% y el 1,5%, por lo que la inercia es de aceleración y la tasa interanual seguirá aumentando en los próximos trimestres. Esta semana, el Fondo Monetario Internacional volvió a publicar su previsión del 0,8% para el conjunto del año, que coincide con la del Banco de España, la de la Comisión Europea y la del consenso de Funcas. Comenzando el año al 0,8% anual y con inercia de aceleración parece muy poco probable que se cumpla la previsión del consenso, por lo que cuando se publique el dato desagregado de nuevo veremos revisiones alza de las previsiones hasta niveles del 1%.

Más información
La recuperación de Europa se acelera

¿Cuáles son las fuentes de crecimiento? Las ventas minoristas muestran debilidad derivada del fuerte aumento de los precios de la gasolina y de los alimentos. Pero las ventas de coches crecieron un 15% anualizado con respecto al cuarto trimestre, lo cual permitirá un consumo débil pero positivo. No obstante, el mayor impulso viene de las exportaciones y de la inversión en equipo, muy vinculada a sectores exportadores que ya han saturado su capacidad instalada.

El lastre seguirá siendo la construcción, por lo que España sin contar este sector está creciendo a tasas del 2%-2,5% anualizado. Los servicios ya están en clara recuperación y han creado 40.000 empleos netos en lo que va de año y aumentarán este verano con la excelente temporada turística que se espera.

Si tenemos en cuenta que estamos inmersos en un intenso proceso de consolidación fiscal y que la crisis de la deuda es equivalente a una política monetaria restrictiva, intensificando la restricción del crédito, el PIB privado excluyendo construcción está creciendo próximo a la mágica tasa del 3%. Según nos enseñó Adam Smith, esta es la clave de la Riqueza de las Naciones, por lo que simplemente hay que felicitar a la sociedad española, que es la verdadera protagonista.

Las carteras de pedidos del sector exportador están repletas y las encuestas de confianza empresarial PMI en Europa siguen en máximos, por lo que el festival de nuestras exportaciones continuará en el segundo trimestre. Nuestros dos principales clientes, Francia y Alemania, también han batido las expectativas, lo cual es una excelente noticia.

En los riesgos, la crisis del norte de África se diluye y el precio del petróleo comienza a estabilizarse, más próximo a los 100 dólares por barril que de los 130, excelente noticia para nuestros consumidores, especialmente los hipotecados, ya que alivia la presión sobre el BCE.

El mayor riesgo sigue siendo financiero. España se ha desacoplado de los países intervenidos con la siguiente receta: consolidación presupuestaria, reformas y reestructuración del sistema bancario. Por tanto, en vez de preocuparnos, lo que hay que hacer es seguir ocupándonos. Ánimo, podemos.

José Carlos Díez es economista jefe de Intermoney

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS