Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno desbloquea un polígono industrial sobre suelo forestal en Barbanza

El Gobierno gallego aprobó ayer el proyecto sectorial que desbloquea el "parque empresarial" de Barbanza, 900.000 metros cuadrados entre los ayuntamientos de Ribeira y Pobra do Caramiñal con una inversión de 54 millones de euros, de los que seis corresponden a expropiaciones. El anuncio lo realizó el presidente, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión semanal de su Gobierno, cuando subrayó que se trata de una actuación "muy demandada en la zona". Los planes de la Xunta pasan ahora por redactar el expediente expropiatorio ya durante este año para comenzar las obras en 2012.

Si es posible sacar adelante este proyecto es gracias a la enésima modificación de la ley del suelo que permite hacer excepciones y autorizar polígonos empresariales sobre suelos protegidos, en este caso clasificados como forestales. El cambio en la normativa que introdujo la Consellería de Agustín Hernández a principios de año y que estaba pensado, entre otras razones, para que Mitsubishi pudiera instalar su anunciadísima fábrica de baterías en la Plataforma Logística de Salvaterra-As Neves, permite también a la Xunta dar luz verde a este parque empresarial en la comarca de Barbanza, donde, según anunció Feijóo, se estaba agotando el suelo para la instalación de empresas.

El presidente subrayó las bondades del cambio legislativo que permite hacer este tipo de excepciones en suelos protegidos. "Seguimos trabajando en 35 polígonos para llegar a 16 millones de metros cuadrados con una inversión de 600 millones de euros", relató el presidente.

En la misma rueda de prensa, Feijóo volvió a cargar contra el Gobierno central, esta vez a propósito de los recortes que ha aplicado a los fondos que transferirá a Galicia "con caídas que no son de recibo" y que rondan el 40% de las ayudas que recibían las explotaciones ganaderas. El presidente gallego aspira a que la ministra de Medio Rural, Rosa Aguilar, negocie las rebajas en las partidas y permita decidir a la Xunta dónde las aplica. "El sector lácteo no está para más recortes", advirtió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2011