Elecciones municipales y forales

Pastor, a apuntalar sus alcaldías

El objetivo del PSE en Vizcaya radica en repetir su poder municipal - A nivel foral asume la continuidad de Bilbao y que Bildu recorte la fuerza del PNV

El PSE-EE es realista en Vizcaya. Desde luego, José Antonio Pastor, su referente directo, lo es. Bajo este pragmatismo ha dispuesto emplear las energías de casa en apuntalar el poder municipal que supone revalidar alcaldías del territorio tan emblemáticas como Barakaldo, Basauri, Sestao, Ermua o Trapaga. De paso, confiar en que agentes externos -llámese Bildu- contribuyan a erosionar a su principal enemigo, el PNV. Si se cumplen ambos pronósticos, Pastor dispondrá de elementos dialécticos suficientes en la noche del 22-M para eclipsar el negativo efecto personal de su pronosticada derrota ante José Luis Bilbao.

Los socialistas pisan suelo para no llamarse a engaño en cuestión de diez días. De ahí que sueñen con neutralizar los efectos perniciosos provocados por la errática política económica de Zapatero mediante el desgaste que Bildu cause en el granero nacionalista del PNV. Sobre este hipotético escenario, el PSE-EE se atreve a pronosticar que mantendrá sus actuales alcaldías y asistirá, a su vez, al recorte del poder municipal jeltzale, excepción hecha de Bilbao capital.

El PSE cree que Bildu quitará "entre uno o dos" ediles de media al PNV
La previsible nueva derrota del Pastor no provocará tensiones internas

Con sus propias encuestas en la mano, los socialistas dibujan un panorama local optimista máxime tras superar el susto inicial que les advertía de un retroceso en Basauri. Recuperada la tranquilidad, anhelan que en el caso de duda, siempre aparecerá Bildu para resolver los pulsos con el PNV. De hecho, en la cocina del PSE-EE vizcaíno se trabaja con la idea de que los nacionalistas "se van poniendo cada día más nerviosos a medida que ven enfrente a los de Bildu y lo que les pueden quitar", aseguró ayer uno de sus portavoces. En sus previsiones contemplan que los abertzales pueden arrebatar "entre uno o dos concejales" al PNV.

Los socialistas mantienen que la nueva marca abertzale será determinante en áreas como la costa vizcaína, donde el PNV puede ver comprometidas alcaldías como Ondarroa, Bermeo o Lekeitio, por ejemplo. Esta merma municipal será aprovechada con rapidez por el PSE-EE para contraponer en el análisis de los resultados el peso político de sus alcaldías y así conjugar el mal rato que les hará pasar el diputado general José Luis Bilbao cuando se aproxime otra vez a la mayoría absoluta desde una victoria que ahora mismo sus rivales más directos asumen como "inevitable".

El PNV tiene en la mano la alcaldía de Bilbao por el magnetismo que aporta en las urnas la gestión de Iñaki Azkuna. Otra cosa bien distinta es cómo ideará su acción de gobierno sin el acompañamiento esta vez de Ezker Batua ni siquiera Aralar, que no reunirán los apoyos suficientes según los pronósticos. A partir de ahí, el poder municipal jeltzale no resurge en el territorio hasta localidades como Galdakao, Durango o Santurtzi, pero es suficiente para consolidar la opción de Bilbao junto a los excelentes réditos que obtiene en la capital.

A pesar de esta nueva derrota en otro cuerpo a cuerpo con Bilbao, el candidato Pastor no teme que se le pidan responsabilidades internas por el fracaso. Ahora mismo, el portavoz del PSE-EE no tiene contestación, asistido de un control elocuente del partido que, de hecho, a veces hace pensar a Rodolfo Ares que quizá nunca debió dejar sus indiscutibles responsabilidades en la organización.

Con Pastor frente a Bilbao se repite la escena de Txema Oleaga en su enésima carrera ante Azkuna. En términos deportivos, se diría que no hay partido. Y a modo de simple disculpa comprensiva, no es difícil escuchar en voz baja a uno y otro que afrontan una pelea desigual ante el doble cartel del PNV.

[El mítin del PSE-EE anunciado para el próximo sábado, 14 de mayo, en Barakaldo, con la presencia estelar de Felipe González se desarrollará en el frontón del Parque de Los Hermanos. Por un error, en la información de ayer se ubicó este acto electoral en el BEC, donde el mismo día, pero por la tarde, se celebrará el organizado por Bildu.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de mayo de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50