Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD

Sony cierra otra plataforma de juegos tras detectarse una intrusión

El problema surge tras la fuga de datos en PlayStation Network

Cuando PlayStation Network (PSN) va en camino de recuperar el servicio esta semana, ayer Sony tuvo que hacer otro anuncio fatídico. Cerró los servidores de Sony Online Entertainment (SOE) tras detectar una intrusión. Sony asegura que ha advertido amenazas que aconsejan cerrar el servicio.

SOE es una plataforma multijugador cuyos títulos pueden jugarse desde el ordenador. En su catálogo hay títulos como Everquest y también es responsable de la oferta de juegos de la compañía en Facebook. En principio, los servidores de SOE son distintos a los que soportan PSN, aunque ambos están radicados en San Diego (California). Esta semana, Sony había anunciado que DC Universe Online, servido desde SOE, iba a emigrar hacia cuatro grandes "superservidores" para agilizar el tiempo de respuesta en las partidas. Sony trabaja para aclarar si los problemas de SOE se relacionan con el ataque a PSN o son producto de una intrusión distinta.

Este nuevo problema se produce cuando Sony se estaba recuperando en la Bolsa de la pesadilla de estos días pasados y anunciaba en su blog que esta semana reabriría importantes servicios de PSN y anunciaba que, para compensar a sus jugadores del bloqueo de dos semanas, ofrecería acceso gratuito durante 30 días a PSN y a Qriocity. El retorno del servicio de PSN, explica Sony en su blog, comenzará con "la activación de juegos, música, y vídeo". La compañía ha anunciado también una serie de pasos inmediatos para aumentar la seguridad de la Red. La empresa asegura que "ha implementado significativas medidas de seguridad para detectar actividad no autorizada y ofrecer mayor protección y seguridad de información personal a los consumidores". La empresa ha dicho que va a crear un nuevo cargo de seguridad para reforzar la vigilancia sobre el sistema.

Entre las nuevas medidas de seguridad figuran: monitorización automática de software y gestión de la configuración para prevenir y defenderse contra posibles nuevos ataques; aumento de los niveles de protección y cifrado; más capacidad de detección de intrusiones de software dentro de la Red, acceso no autorizado y patrones de actividad inusual e implantación de cortafuegos adicionales.

La PS3 tendrá un sistema obligatorio de actualización que obligará a los usuarios registrados a cambiar su contraseña antes de iniciar sesión en el servicio. La plataforma PlayStation Network permanece bloqueada desde hace casi dos semanas tras detectarse que un intruso tuvo acceso a los datos de los 77 millones de miembros de la misma (tres millones de ellos en España). El alcance exacto de la intrusión fue explicado por Sony el martes de la semana pasada, lo que provocó las críticas de los jugadores por la tardanza.

El ataque a la PSN se produjo simulando una compra lo que permitió, desde un servidor de aplicaciones, entrar en el servidor de la plataforma con una vulnerabilidad desconocida y tras superar tres cortafuegos. El hecho de que la acción inicial fuera una compra permitió al atacante pasar inadvertido. Algunas informaciones aseguraban que anoche, en Japón, se habían restaurado algunos servicios de PSN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de mayo de 2011