Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clubes náuticos desconfían de las promesas de Flores para su estabilidad

El consejero de Infraestructuras y Transportes, Mario Flores, se reunió ayer en Alicante con representantes de los clubes náuticos y les propuso una salida a la inestabilidad en la que vive el sector desde hace casi una década debido a la normativa existente para renovar las concesiones. Pero Flores ya prometió esta solución en octubre de 2010 al Club Náutico de Altea, aunque no la cumplió, aseguraron ayer responsables del club. Mientras, al menos cuatro clubes náuticos valencianos cuya concesión ha vencido ven cómo su esta se renueva mes a mes a falta de una solución definitiva.

El Consell aprobó en 2004 un decreto en el que regulaba la realización de un concurso público para renovar la concesión administrativa de los clubes náuticos en los que primaría la propuesta económica sobre la promoción deportiva. Los clubes, entidades sin ánimo de lucro, consideraron que la medida los condenaba a la desaparición paulatina porque se primaba a las empresas con capacidad económica sobre la voluntad de favorecer el deporte base. Desde entonces, la situación no se ha regulado. Con el tiempo, eso sí, y debido a las protestas del sector, el Consell rebajó un poco la importancia de la propuesta económica. Ayer Flores propuso a representantes del sector náutico-deportivo la inclusión en la próxima ley de acompañamiento de los presupuestos de la renovación de las concesiones sin ánimo de lucro sin necesidad de convocar concursos (en línea con la nueva normativa estatal). Pero el Club Náutico de Altea recuerda que ya recibió ese compromiso en octubre de 2010 sin que al final se incluyera en la ley de acompañamiento de los presupuestos de este año.

Flores explicó que la medida dará "mayor estabilidad y continuidad" al sector y permitirá mayores inversiones en pantalanes, muelles y edificios para la práctica náutico-deportiva "un sector clave para el turismo" valenciano. La medida será de aplicación a partir de enero de 2012.

El Club Náutico de Altea reclamó que todos los clubes estén en las mismas condiciones, que el canon que pagan sea el actual actualizado con el IPC de cada año y que las concesiones sean a 30 años para dar estabilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de mayo de 2011