Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Encuesta de Metroscopia sobre la Comunidad de Madrid

El PSOE se hunde en Madrid mientras el PP aumenta su mayoría absoluta

Aguirre es la candidata más conocida y la única que aprueba, con un 5,8

Las reñidas primarias que encumbraron a Tomás Gómez como cabeza de lista de los socialistas en Madrid no se han convertido en el revulsivo con el que el PSM pretendía despertar el voto de izquierdas en la Comunidad de Madrid. A la vez, tras 16 años al frente del Gobierno madrileño, el PP no solo no acusa el desgaste del poder, sino que el fuerte liderazgo de Esperanza Aguirre le permitirá lograr el próximo 22 de mayo su cuarto mandato consecutivo prácticamente con el mismo porcentaje de voto que hace cuatro años (53,4%, una décima más), a costa de la debacle socialista, que no alcanza un tercio de los votos (29,1%), según un sondeo de Metroscopia para EL PAÍS.

Apenas tres semanas antes de las elecciones, la encuesta muestra que el PP volverá a gobernar la Comunidad de Madrid con la tranquilidad de contar con 75 escaños (10 más de los necesarios para la mayoría absoluta y ocho más que los que tiene en la actualidad) en un Parlamento regional más amplio. Serán 129 diputados, nueve más que en la legislatura anterior, por el aumento de la población.

La distancia entre populares y socialistas es de 34 diputados

IU obtiene dos escaños más, y UPyD no entra en la Asamblea

En cambio, los socialistas no logran ni siquiera igualar el resultado de las elecciones anteriores, con Rafael Simancas de candidato (33,5%), que ya entonces se consideró un rotundo fracaso. Ahora, los socialistas retroceden 4,5 puntos porcentuales y se quedan en 41 escaños, con un diputado menos. La distancia entre el PP y el PSOE en la Asamblea de Madrid según el sondeo será de 34 diputados, nueve más que en 2007, tantos como bancos nuevos se incorporan a la Cámara autonómica.

IU mejora su porcentaje de voto, también a costa de los socialistas, y logra un 9,7%, ocho décimas más que en 2007, según el mismo sondeo. Eso supondrá que la coalición de izquierdas cuente con dos diputados más que los actuales. En cambio, UPyD, que no tenía representación en la Asamblea de Madrid, y, pese a ser la formación que se lleva el grueso del porcentaje de voto que pierde el PSOE, se queda a las puertas de reunir el 5% de votos necesarios para entrar en el Parlamento madrileño, ya que lograría un 4,3%.

La victoria del PP se explica sobre todo por el liderazgo de Esperanza Aguirre. Ella es la candidata más popular, la conoce el 99% de los madrileños, y la única, un año más, que aprueba entre los líderes madrileños, con un 5,6. Además, cuenta con una valoración muy positiva: un 58% de los madrileños opina que su gestión al frente de la Comunidad de Madrid ha sido positiva, frente al 38% que opina lo contrario. Lo mismo ocurre cuando se evalúa la gestión del PP al frente del Gobierno madrileño: el 51% opina que es muy buena, frente al 35% que considera que es mala o muy mala.

Frente a Aguirre, el único rédito que ha sacado el líder socialista tras rebelarse contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero -el padre político que lo había designado en 2007 para suceder a Rafael Simancas al frente del PSOE madrileño-, forzar unas primarias para evitar que fuera nombrada a dedo la actual ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y ganarlas por la mínima, es notoriedad. Ahora lo conoce el 88% de los encuestados, casi el doble que hace un año.

Sin embargo, Gómez no consigue, ni siquiera entre sus propios votantes, el reconocimiento para despuntar como líder. Pese a que ha subido nueve décimas en valoración desde el año pasado solo roza el aprobado, con un 4,8. Además, el 44% desaprueba su gestión como líder del partido y como candidato, frente a un 36% que la aprueba. Entre los votantes socialistas, la gestión de Gómez la aplaude el 53%, pero es mayor el apoyo que recibe Aguirre entre sus electores, pues el 92% aprueba su gestión.

Cuando la pregunta se refiere al Partido Socialista, el 61% de los madrileños piensa que la labor de oposición ha sido mala y esa opinión es mayoritaria también entre los votantes de izquierda: lo cree así el 44% de los que optan por el PSOE y el 89% de los que eligen a IU. Solo un 20% tiene una valoración positiva de dicha labor.

En el duelo entre Aguirre y Gómez, la presidenta en ejercicio saca una ventaja considerable. De los dos, ella es la que los madrileños consideran que conoce mejor los problemas de la Comunidad de Madrid -así opina el 57%, frente al 13%-, inspira más confianza -el 46%, frente al 29%-, da mayor sensación de tener las ideas claras -el 57%, frente al 18%- y lo haría mejor al frente del Gobierno regional -el 52%, frente al 28%-. Aguirre obtiene mejor valoración entre sus votantes que Gómez entre los suyos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de mayo de 2011