Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROSALÍA PORTELA | Consejera delegada de Ono | Empresas & sectores

"La bajada del consumo no ha tocado fondo, pero vamos a crecer"

Rosalía Portela recaló en Ono en 2009 para sustituir a Eugenio Galdón, en plena batalla accionarial y en plena aplicación de un recorte de 1.000 puestos de trabajo, tras la adquisición de Auna. Ese tipo de ajuste, dice, ya no tiene visos de ocurrir ahora. Ha pasado por compañías como

Telefónica o P&G y ahora lidia con la caída del consumo en un mercado, el de las telecomunicaciones, en el que el cliente salta de compañía en compañía en busca de mejores precios.

Pregunta. Ono ha sufrido en 2010 un descenso de ingresos (-2,7%) y de beneficio neto (-7%). ¿Va a seguir notándose la crisis este año?

Respuesta. La demanda en 2010 estuvo muy difícil. El mercado de banda ancha siguió creciendo a ritmos del 8%, pero la televisión prácticamente nada. El problema más serio es la bajada de los consumos variables. La gente paga unas tarifas fijas mensuales y ahorra en lo que es adicional. Pensé hace dos años que los consumos habían tocado fondo, pero no han tocado. Eso significa comprar menos partidos de PPV (pay per view) o menos películas de adultos... Pero vamos a tener mejores resultados que en 2010. La bajada de ingresos en Ono se ha dado sobre todo en la gran empresa, por encima del 10%.

"Al final el consumidor tendrá que pagar por los contenidos"

"Hemos cerrado marzo con 200.000 clientes de alta velocidad"

"No hay ningún plan de dar dividendo o repartir beneficios"

P. El margen sobre Ebitda (beneficio operativo) es muy elevado, del 49%. No hay muchas empresas con ese nivel. ¿No quiere decir esto que los precios de sus servicios son muy altos?

R. No. Quiere decir que nosotros trabajamos con una estructura de resultados distinta de la que utiliza un revendedor. En la red hemos invertido cerca de 9.000 millones de euros. La gran diferencia en cuentas de resultados en una empresa de telecomunicaciones con red y en otra sin red es que la primera necesita generar más margen para amortizar las inversiones.

P. ¿Qué objetivos persigue para la banda ultrarrápida (más de 30 megabytes)?

R. Hemos cerrado marzo con 200.000 clientes de alta velocidad, un crecimiento muy importante. Empezamos a vender alta velocidad en septiembre del año pasado y no entramos con toda la red. Cerramos marzo con seis millones de hogares potenciales de alta velocidad, nuestra red completa son siete, por lo que ya estamos terminando, y con ese despliegue en marzo teníamos ya 200.000 clientes. Dentro de pocos meses podremos ofrecer 100 megabytes.

P. Telefónica acaba de anunciar el recorte de un 20% de la plantilla en España en tres años. Después del ajuste efectuado en 2009, ¿Ono planea recortes?

R. No. Las reducciones de personal tipo expediente de regulación de empleo (ERE) son para momentos de crisis, cuando hay un serio peligro de subsistencia, pero una vez vueltos a la normalidad, y no hay riesgo serio, no creemos en los ERE.

P. En cuanto a Tivo y la televisión de nueva generación, ¿cuáles son los objetivos?

R. La televisión de pago en España ha tenido una penetración por debajo de otros países, y ahora aparece una oportunidad muy interesante de darle un empujón. Hasta ahora, el modelo era conseguir contenidos que no se podían conseguir en abierto, pero eso ha tenido un límite. El mayor éxito ha sido Digital +, hemos tenido un millón de clientes, pero pasar de ahí nos será muy difícil. Tivo nos va a permitir acceder a contenidos en Internet, ver contenidos en alta definición, cosa que nuestra televisión actual no tiene, tener un grabador, desplegar esa televisión en diferentes plataformas, como un iPad o un PC.

P. ¿Necesita Ono una nueva inyección de capital? ¿Piensa en salir a Bolsa?

R. Cuando hicimos la refinanciación de la deuda bancaria en 2010, nuestros accionistas aportaron 200 millones. Ahora no tenemos necesidad. Hemos solucionado la reestructuración de la refinanciación para tres o cuatro años. Pero más allá necesitaremos darle otra vuelta a nuestra estructura de capital, y una alternativa interesante, entre otras, sería una salida a Bolsa. Para poder cotizar necesitas que la compañía tenga unas ratios de crecimiento y rentabilidad, pero también un mercado suficientemente abierto para que haya suficiente demanda, y en este momento España no está en esas condiciones.

P. Después de la salida de Eugenio Galdón, los accionistas reclamaron el reparto de beneficios.

R. En este momento no hay ningún plan de dar ningún dividendo, ni repartir beneficios.

P. ¿Cuál es su postura en el debate sobre la neutralidad de la red?

R. Hay compañías que han tenido la visión de diseñar modelos de negocio como el de Google hace ocho años, cuando nadie creía en ellos, y han invertido muchísimo dinero, en cosas distintas de las nuestras. En 10 años, el modelo de negocio será muy distinto del de hoy. Pero está muy claro que la red va a tener mucho consumo de contenidos y exigirá unas grandes capacidades en las redes. Eso cuesta mucho dinero, como también diseñar los contenidos y almacenarlos. Habrá compañías que se van a especializar en cada parte de eso. Y al final, el consumidor tendrá que pagar por todo ello, de una manera o de otra.

P. ¿El consumidor va a pagar por los contenidos?

R. Yo creo que sí. ¿Cuándo? No sé. Creo que empezarán pagando por los contenidos de alta calidad, y empezará a crearse un hábito, que si quieres ver una película en alta definición y con una calidad para reproducirla en una pantalla grande en tu casa los vas a tener que pagar. La discusión es cuánto y cómo. Seguro que empieza a haber montones de modelos. Pero no se puede esperar que una empresa invierta en desarrollar algo y eso nadie lo pague.

P. ¿Cree que la ley Sinde puede solventar el problema de la piratería?

R. Es una solución, larga, complicada. En este tipo de regulaciones hay muchos intereses encontrados, legislación española, europea... Es mejorable, pero es un buen inicio.

P. ¿Puede concretar?

R. Muchas cosas las veremos cuando de verdad se ponga en marcha. No sé cómo va a funcionar el modelo para webs que reproducen contenidos. Hay contenidos fuera de España, y en España, en webs que tienen contenidos con derechos, incluso se están descargando libros que tienen derechos de autor. Hay que hacer las cosas para que el cliente final esté contento, pero nosotros tampoco podemos pagar el pato de la historia. Nosotros no podemos actuar de guardia de nadie. Si el reglamento se hace con criterios sencillos, lógicos y equilibrados, funcionará, si no, habrá problemas, muchos conflictos.

P. Hay quien cree que todas las partes tienen responsabilidad.

R. Sí, pero algunos son ejecutores, otros son usuarios y otros emisores. Por ejemplo, en la Liga española, se puede acceder por entre 10 y 14 euros prácticamente a todo, tienes el Canal +, tienes la TDT, Imagenio, los cables, todo el mundo está ofreciendo Gol TV... Pues no se imagina el consumo de partidos pirata que hay. Salen de webs internacionales. La gente lo trae aquí. Con una calidad nefasta, se cortan, pero la gente lo ve... ¿De quién es la culpa de eso? Difícil. Yo voy a la raíz del tema, en nuestro mercado hay mucha demanda de producto gratis a la calidad que sea. En otros no pasa. La raíz del problema no la va a arreglar la ley Sinde, lo que va es a intentar contrarrestarla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2011