Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado el plan de usos del puerto vigués que exige la ley desde 1993

El PSOE afirma que Porro solo ha aprobado un "documento de intenciones"

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Vigo aprobó ayer la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios, equivalente del anteriormente denominado plan de usos que la misma Autoridad Portuaria tramitaba desde hace casi dos años en la Administración central. La aprobación de ayer ha sorprendido al BNG -que esta misma semana acusaba a Corina Porro, presidenta del Puerto y candidata del PP a la alcaldía, de dejar el cargo sin aprobar el plan de usos- y al PSOE, que interpreta como "tremendo electoralismo" dejar para última hora -el de ayer fue el último consejo de administración presidido por Porro- "la aprobación de un documento tan fundamental para el desarrollo portuario".

No tendrá aplicación antes de tres años y medio, según los socialistas

La aprobación de la Delimitación de Espacios, reconocida por la Ley de Puertos promulgada el pasado 1 de enero, suspende la tramitación del plan de usos, de contenido análogo, y agiliza su implantación, obligada por ley desde 1993. Garantiza, según Porro, que no se acometerá "ni un solo relleno más" en el puerto y, tras el plazo de exposición pública para alegaciones, el documento podrá estar en Puertos del Estado "en unos tres meses" para su aprobación definitiva, lo que podría suceder en un plazo de cinco o seis meses.

El PSOE echó por tierra ese calendario ya que, según Carlos López Font, portavoz municipal, lo aprobado ayer "no es más que un documento de intenciones" y, en las previsiones más optimistas, precisará año y medio de tramitación más otros dos años para la modificación del Plan Especial del Puerto, sin la cual "ninguna de las propuestas [de la Delimitación de Espacios] podrá llevarse a cabo".

La Autoridad Portuaria de Vigo comenzó en julio de 2009 la tramitación del plan de usos que, según Porro, chocó con "todos los retrasos posibles" en el Ministerio de Medio Ambiente. Ante la disyuntiva de continuar esa tramitación o canalizar el planeamiento del puerto a través de la nueva figura, la Autoridad Portuaria optó por lo último y, según Porro, bastará con que las nuevas obras de ampliación portuaria estén contempladas en el Plan de Empresa del Puerto, con su correspondiente estudio de impacto ambiental, para que puedan realizarse con toda la cobertura legal.

La delimitación, según enfatizó Porro, elimina definitivamente los 10.000 metros cuadrados del relleno previsto en el Plan Nouvel -prolongación del muelle de Trasatlánticos-, cambia el uso de una parte de este muelle para otorgar una concesión al Club Náutico para vela, y algunos de los usos del muelle de Comercio, donde Porro ha habilitado El Tinglado del Puerto,parcialmente paralizado por el Ayuntamiento y que tendrá un doble uso portuario y comercial. Esos cambios demostrarían, según Font, que las obras realizadas hasta ahora son ilegales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 2011