Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS

La fugitiva

NARRATIVA. La nueva novela del nicaragüense Sergio Ramírez, La fugitiva, tiene dos posibles lecturas. Una de tipo histórico-social y otra estrictamente literaria. Empecemos por la segunda. Ramírez urde la historia de una escritora costarricense llamada Amanda Solano. Nosotros sabemos por algunas entrevistas que concedió el autor, que detrás de ese nombre ficticio se esconde uno verdadero: el de la escritora Yolanda Oreamuno, muerta en México en 1956 a los 40 años. La información que tenemos de Amanda Solano la recibimos a través de tres mujeres que conocieron muy de cerca a la escritora. Esas tres voces, distintas en su concepción del mundo y por su extracción social, las arma Ramírez para que sacien la curiosidad de un interlocutor que bien pudiera ser el mismo Sergio Ramírez. Tenemos por tanto una repetición de la fórmula que ya había empleado en Margarita, está linda la mar. La ya harto utilizada simbiosis entre realidad y ficción. Por tanto tenemos una especie de palimpsesto narrativo. Accedemos a la tortuosa existencia de Amanda Solano. A sus discrepancias con el sistema moral de la Costa Rica de la primera mitad del XX. A sus fracasos sentimentales y a su consagración a la escritura novelística y ensayística, a su admiración por Marcel Proust y los modernistas anglosajones. Y de esta manera accedemos a su vez a la realidad vital e intelectual de la verdadera Yolanda Oreamuno. La segunda lectura tiene que ver con la realidad política y social de Costa Rica, de la que se nos da abundante información, tal vez excesiva teniendo en cuenta que quien nos interesa es la escritora. La fugitiva se queda a medio camino entre la biografía y la novela. Esa buscada indeterminación comienza a ponerse de moda en muchos novelistas. Y tengo la impresión de que a la postre ello no beneficia ni a la biografía ni a la novela. Y, sobre todo, al lector. Ya no sabemos qué es verdad ni qué es invención. Yo me quedé con ganas de leer la biografía de la autora de La ruta de su evasión, antes que la novela de Amanda Solano.

La fugitiva

Sergio Ramírez

Alfaguara. Madrid, 2011

310 páginas. 18 euros

Libro electrónico: 11,99 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 2011

Más información

  • Sergio Ramírez