Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | El clásico continúa

El corte de mangas de Pepe

Los partidos entre el Barcelona y el Madrid son de alto voltaje. Los nervios de los futbolistas se disparan y, en ocasiones, esa tensión se refleja en gestos. En Mestalla, Pepe hizo tres cortes de manga a la afición azulgrana durante la celebración del gol de Cristiano Ronaldo, que dio la victoria a su equipo en la final de la Copa. El portugués pidió perdón luego. "Espero que la afición me disculpe. Me dejé llevar por la euforia", reconoció. El árbitro, Undiano Mallenco, no recogió en el acta del encuentro el gesto del defensa madridista y el Barcelona no va a emprender ninguna acción para que Pepe sea castigado. "El Comité de Competición no actuará de oficio casi con toda seguridad", explicaron desde la Federación Española de Fútbol, por lo que el portugués se librará de una sanción.

Los del miércoles no son, en cualquier caso, los primeros cortes de manga que se ven en un clásico: los que Schuster dedicó en su etapa azulgrana a los jugadores blancos en la final de Copa de 1983 en La Romareda fueron de los más sonados.

Más recientemente, en la temporada 1997-98, el barcelonista Giovanni también dedicó el mismo gesto a los aficionados locales en el Bernabéu tras marcar el gol de la victoria de su equipo. El choque terminó 2-3 y a Giovanni le castigaron con dos partidos de sanción, aunque finalmente la sanción se redujo a uno por arrepentimiento voluntario.

El público del Bernabéu también presenció cómo Van Bommel le dedicaba un corte de mangas. El holandés lo hizo, sin embargo, cuando ya no pertenecía al Barcelona, sino en la ida de los octavos de final de la Champions que el Bayern de Múnich disputó frente al Madrid en 2007. El jugador pidió perdón, pero le sancionaron con dos partidos, uno por el gesto y otro por su expulsión en aquel encuentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de abril de 2011