Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jove estudia ofertas para vender el macrocomplejo de Marineda City

Fondos internacionales se han interesado por el centro comercial coruñés - Los propietarios no aceptarán vender por menos de 450 millones de euros

"Ni un gallego en casa, todos a Marineda City, que es nuestro". El anuncio del mayor centro comercial de España y el tercero de Europa, inaugurado en A Coruña, ha hecho efecto. En su primera semana abierto al público, el éxito de visitantes ha desbordado las expectativas más optimistas, solo ensombrecidas por el anuncio de una de las enseñas presentes, PC City, de que cerrará sus puertas por decisión de la multinacional británica propietaria de la cadena.

La promotora de Marineda City, Invest Cos, está participada en un 33,3% por Inveravante, la sociedad cabecera del grupo de Manuel Jove. El paquete restante se reparte entre tres socios: el empresario del juego José Collazo (dueño del Casino Atlántico de A Coruña) con un 30%; el presidente de la firma de muebles Grupo Tecam, José Antonio Souto, poseedor de un 20%, y el exaccionista de Fadesa Modesto Rodríguez, con el 16,6%.

Lo que más valoran los inversores son los contratos de alquiler del centro

La firma ha comenzado a palpar el interés de varios fondos internacionales para hacerse con todo o parte del complejo. Fuentes cercanas al presidente de Inveravante consideran que el proyecto "aún tiene que madurar", pero admiten haber recibido varias propuestas. Por ahora ninguna ha sido del agrado de los empresarios, quizá porque los fondos están buscando los mismos precios de derribo que se ofrecen en otros sectores. "Jove no va a malvender, la inversión que se ha realizado en Marineda ronda los 450 millones", asegura una fuente próxima. Ese podría ser, por tanto, el precio minimo de la operación. Las mismas fuentes aseguran que los promotores se plantearon desde el principio pasarlo a manos de terceros porque su negocio es la promoción, no la gestión comercial.

Con 195.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable (equivalente a 20 campos de fútbol), el centro dispone de tres plantas que albergan más de 180 locales. Tiene el Primark más grande de España, el primer Ikea de Galicia, un hotel de cuatro estrellas, un bloque de oficinas en tres plantas (15.000 metros cuadrados), una pista de hielo, la mayor bolera de la comunidad autónoma y el segundo parque de minigolf cubierto del país, con 18 hoyos e inspiración en la cultura maya.

"En el sector este tipo de centros se conoce como medianas", explica un gestor inmobiliario. "Tiene un mercado interesante, pero muy concreto, agrupado en inversores, sobre todo internacionales". Y lo interesante para ellos son los contratos de arrendamiento que Invest Clos mantiene con las 180 empresas que lo integran. "Son firmas de primer nivel, por lo que el riesgo de crisis generalizada se diluye", aseguran desde el sector. Esas mismas fuentes señalan que "en estos momentos una operación de venta de todo el paquete es difícil, pero no tanto si se hace por partes". Las últimas cuentas de Invest Cost que constan en el Registro Mercantil (del ejercicio de 2009, cuando todavía estaba en construcción) avanzan unos ingresos brutos de explotación de 31 millones de euros, con un beneficio neto de 1,6 millones.

El gran tirón de Marineda, además de sus enormes dimensiones (medio millón de metros cuadrados en total), tiene dos nombres: Ikea y El Corte Inglés. Su gancho comercial ha hecho que la ocupación ronde el 95%, algo de lo que pocos complejos similares pueden presumir. La cadena sueca cuenta con otro centro en Oporto, pero está en plena campaña de lanzamiento del coruñés ofreciendo ventajas a los clientes vigueses frente al portugués.

Todavía es pronto para cuantificar económicamente el recorrido del complejo, unos números que los fondos de inversión interesados quieren conocer. El centro comercial tiene como meta alcanzar los 15 millones de visitas al año, a una media de 50.000 diarias, unas previsiones que algunos expertos califican de "demasiado optimistas", por dos razones: la crisis económica y la inexistencia de una masa crítica suficiente en la zona. La provincia de A Coruña tiene 1.146.000 habitantes y Pontevedra, 962.000, según el Instituto Nacional de Estadística.

En España, Acciona, el Banco Santander o la inmobiliaria Colonial han hecho caja en el pasado con la venta de centros comerciales.

Casi 250.000 visitas

"Cuando un centro comercial se llena, otros se vacían", dice con cierta retranca un pequeño comerciante de Vigo. En los primeros cuatro días de funcionamiento, el complejo coruñés aseguró que las visitas rozaron las 250.000 personas, algo que ha causado ciertos problemas en el tráfico local. En horas punta las colas de automóviles llegaron a afectar a la avenida Alfonso Molina, una de las arterias principales de la ciudad.

Pasa a menudo con acontecimientos como este. En 2007, cuando abrió el "centro comercial más grande de Galicia", en la Gran Vía viguesa, ocurrió lo mismo. Hoy, a pesar de diversos problemas con la legalidad de la promoción, continúa casi a tope de tiendas, aunque sus gestores han tenido que renegociar a la baja los precios de los alquileres.

En Marineda la empresa que se encarga de los contratos es CB Richard Ellis, una vieja conocida de Manuel Jove. Realizaba las tasaciones de la inmobiliaria Fadesa antes de la venta a Fernando Martín y gestiona en España otros 15 centros comerciales. Con este, dice, se crearán unos 4.500 puestos de trabajo directos y otros 8.000 indirectos.

Tras la inauguración de Marineda, A Coruña cuenta ya con 12 grandes áreas comerciales frente a las ocho de Vigo, las tres de Ferrol y otras dos en cada una de las capitales restantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 2011

Más información