Libertad bajo fianza para Otegi por el 'caso Batasuna', aunque seguirá en prisión

La Audiencia Nacional decretó ayer la libertad bajo fianza de 50.000 euros del exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi en el caso que investiga la financiación de la formación abertzale a través de las herriko tabernas, en el que está imputado por integración en organización terrorista. Otegi, sin embargo, permanecerá en prisión por el caso Bateragune, donde se le imputa el mismo delito por participar en el enésimo intento de refundación de la formación ilegalizada a las órdenes de ETA.

Los magistrados de la Sección Segunda Fernando García Nicolás (presidente y ponente), Ángel Hurtado y Julio de Diego entienden que, a pesar de la gravedad del delito por el que se investiga a Otegi, que implica una pena superior a 10 años de cárcel, el exportavoz de Batasuna, "antes de su encarcelamiento y desde que fue imputado, siempre cumplió con las comparecencias impuestas hasta que fue detenido".

Más información
Una grabación de Otegi como prueba

El auto tiene en cuenta también los retrasos en la tramitación del caso, que se inició en 2002 y para la que todavía no hay fecha de juicio "debido a la complejidad de la causa". Esas dilaciones, mantiene la resolución, "no pueden repercutir negativamente en la situación personal del procesado". El tribunal entiende al mismo tiempo que Otegi tiene "arraigo personal y familiar". También tiene en cuenta el tiempo que ha permanecido en prisión provisional desde que fue arrestado el 13 de octubre de 2009.

Oposición del fiscal

Otegi también ha solicitado su libertad en el caso Bateragune, aunque en este asunto, a diferencia del caso Batasuna, el fiscal y el resto de acusaciones se han opuesto a su petición. Su posible salida de prisión en este segundo caso cuenta, además, con una dificultad añadida. El propio Otegi recusó a la presidenta de la Sección Cuarta Ángela Murillo por falta de imparcialidad en el juicio por enaltecimiento contra él por participar en el homenaje al miembro de ETA José María Sagarduy. La Sala del 69 de la Audiencia decidirá el martes si admite esa recusación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El juicio se repetirá el 12 y 13 de julio. Otegi fue condenado a dos años de prisión, pero el Supremo consideró parcial al tribunal y ordenó celebrar la vista de nuevo con otros magistrados. El alto tribunal consideró que Murillo no fue objetiva al preguntar al procesado: "¿Usted condena rotundamente la violencia?", cuestión a la que Otegi respondió: "No voy a contestar". La juez dijo entonces: "Muy bien, ya lo sabía".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS