Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres vestidos de novia para el gran día de Kate

Despliegue de seguridad en torno al diseñador elegido

No uno, sino tres. Tres son los trajes que cuentan que tiene Kate Middleton preparados para el día de su boda con Guillermo de Inglaterra. Si todas las novias quieren que su vestido sea una gran sorpresa, si se trata de la futura reina de Inglaterra el secreto debe ser guardado aún con más celo. Por eso nada mejor que tener varias opciones por si las alarmas se disparan.

De esos tres trajes de los que se habla, parece que dos serán los que luzca Kate, el otro se quedará en el armario. La novia llegará a la ceremonia con un modelo con el que además acudirá al almuerzo que ofrecerá la reina Isabel, pero está previsto que se cambie para la cena que dará el príncipe Carlos.

Desde hace varias semanas, en torno al vestido de novia de Kate hay desplegada una operación de alto secreto en la que participan agentes de la policía británica. Todo con tal de preservar el diseño preparado para el 29 de abril, el gran día de la boda real.

El gobierno de cameron estudia cambiar la ley de sucesión al trono

La tradición obliga y por eso nadie duda de que el diseñador elegido por la novia será británico. En todas las quinielas la gran favorita es Sarah Burton, la actual responsable de la firma Alexander McQueen tras la muerte de su fundador. Ella ha negado que esté trabajando en el asunto, pero no puede decir lo contrario, sería romper parte del secreto.

El diario británico The Telegraph asegura, sin embargo, que Sophie Cranston, creadora de la firma Libélula Studio, es la elegida. Cranston creó su sello en 2002. Tiene 34 años y una tienda en Chelsea, aunque comenzó trabajando para Alexander McQueen. Ya en algunas ocasiones se ha visto a Kate luciendo diseños de la marca Libélula Studio. Entre las clientas de esta firma se encuentra la actriz Emma Watson.

Otro de los nombres que se apuntan en la lista de diseñadores futuribles es el de Jasper Conran: "Yo haría con Kate Middleton una visión del estilo inglés", ha dicho el modisto, que a los 19 años creó su propio sello tras formarse en la prestigiosa escuela Parsons de Nueva York.

Lo que sí se sabe es que Catalina llevará el pelo suelto el día de su boda con Guillermo. James Pryce, estilista del salón de belleza Richard Ward, ha revelado que la novia se ha decantado por una melena semirecogida.

Y mientras siguen las apuestas sobre el secreto mejor guardado estos días en Reino Unido, se ha revelado otro: el Gobierno de David Cameron está decidido a cambiar la ley de sucesión al trono antes de que Guillermo y Catalina sean padres. Para ello, el primer ministro ha iniciado consultas con el viceprimer ministro, Nick Clegg, y con otros miembros de la Cámara.

En lo que ya están de acuerdo ambos es en que no van a lucir frac el día de la boda y se van a decantar por un traje oscuro para huir de la imagen un tanto encorsetada que tienen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011