Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un congreso investigará el origen de Tartessos

La cultura tartesia se desarrolló en el triángulo de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, en la costa suroeste de la península ibérica entre los años 1200 y 500 antes de Cristo. Considerada como la primera civilización de Occidente, su origen sigue siendo hoy un misterio, como el de la ubicación de la mítica ciudad de Tartessos. Con el reto de definir el contexto histórico de una civilización que supuso la raíz de colonizaciones fenicias y griegas surge el Congreso Internacional sobre Tartessos El emporio del metal, que se celebrará del 14 al 17 de diciembre en el Campus del Carmen y en la Casa Colón.

La iniciativa, promovida por la Universidad de Huelva y el grupo Tierra Creativa, liderado por el editor Manuel Pimentel, contará con 300 catedráticos y científicos que investigan en la cultura tartesia de una decena de nacionalidades.

La civilización tartesia fue próspera y rica en minerales. El congreso sitúa el metal como su hilo conductor, especialmente el cobre, por su importantes incursiones en la explotación de yacimientos mineros. La iniciativa reivindica Tartessos "en el imaginario colectivo, a través de la historia, el humanismo y los propios vestigios históricos y arqueológicos".

Manuel Pimentel justificaba ayer con estas palabras la esencia del congreso: "Había casi un deber de debatir un tema que en cualquier otro país, con la mitad de potencia arqueológica y registro de fuentes antiguas, y más de 20 citas en la Biblia, hubiera hecho muchísimos congresos de este tipo. Aunque se han hecho congresos científicos sobre descubrimientos, faltaba uno a nivel internacional." Pimentel destacó la importancia de celebrar el congreso en Huelva, ciudad que quedará como "capital del imaginario de Tartessos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de abril de 2011